Tags: Gestores | ISR |

Las mujeres del sector financiero toman la palabra


Han pasado 44 años desde que Naciones Unidas proclamó oficialmente el 8 de marzo como el Día Internacional de la Mujer. Muchas cosas han cambiado, otras no tanto. Las mujeres del sector financiero toman la palabra para explicar la evolución de su papel y los cambios urgentes que hay que abordar.

El 8 de marzo se conmemora la lucha de la mujer por la igualdad de oportunidades, una lucha global y trasversal que implica a toda la sociedad y a todos los ámbitos, uno clave es el laboral. Varias mujeres con puestos de responsabilidad han debatido sobre el papel actual de la mujer en el sector financiero y las ventajas de incorporar la diversidad de género a las empresas en un desayuno organizado por Funds People y patrocinado por UBS ETF.

Todas ellas se muestran satisfechas con la paridad, las oportunidades que les han ofrecido y las políticas de igualdad de género de sus respectivas entidades, pero reconocen que son afortunadas. Queda mucho por hacer.

“La primera vez que tuve que ir a Londres a una presentación de fondos era la única mujer entre las asistentes. De eso hace 15 años. Recuerdo perfectamente aquella sensación de estar en una sala con solo hombres. Desde entonces, la industria ha cambiado mucho”. La experiencia la cuenta Marta Campello, socia de Abante y miembro del equipo de gestión, que empezó su carrera en 1999. La evolución ha sido importante, pero considera que queda mucho por hacer: “Todavía en ciertos roles, cuando tienes más responsabilidad, tomas decisiones de cartera o tienes una función más ejecutiva, se aprecia que sigue habiendo una mayoría de hombres”, afirma.

A su juicio, es bueno que se fomente a las mujeres, que haya programas de apoyo, pero asegura que la igualdad de género tiene que acabar siendo algo más normal. “Se conseguirá en la medida en que los hombres quieran trabajar con mujeres igual que lo quieren hacer con hombres. Habremos tenido éxito absoluto cuando la igualdad sea la normalidad, cuando la mujer que quiera avanzar en su vida profesional no tenga ninguna traba por el hecho de ser mujer”.

UBS_Abante_CaixaBank

Cristina Rodríguez, responsable del equipo de Soluciones de Inversión de Santander AM, lidera un equipo que gestiona 13.000 millones de euros, y también recuerda que cuando empezó su carrera en esta industria, en 1996, el sector era mayoritariamente masculino. Las cosas han cambiado mucho desde entonces. A su juicio, hay dos elementos clave que han ocurrido en los últimos años que explican que en la actualidad la igualdad de género sea un tema tan candente y tan presente en todos los ámbitos.

Uno de ellos es el hecho de que se ha empezado a reconocer que están mal determinadas conductas machistas: “No se acepta que haya un comportamiento que intente minusvalorar a la mujer. Se ha aceptado socialmente que la mujer tiene su valor, su puesto, y el mismo derecho que un hombre a exigir igualdad de oportunidades y de trayectoria”.

Además, considera clave que haya habido por delante mujeres en puestos de responsabilidad que hoy sean referente. “Eso es algo que ayuda a abrir la mente y a ir más allá en las metas que nos podemos plantear. En cuanto empiezas a normalizar que una mujer puede conciliar perfectamente la vida personal con una carrera profesional hay muchas mujeres que dirán ¿y por qué no?”. Asegura que se trata de cambios importantes al margen de que haya otras iniciativas más recientes en pro de la igualdad de género en el mundo de las inversiones.

Paz de Sebastián es directora de DPM & Private Client Porfolio Management de CaixaBank AM y dirige un equipo de 16 personas, con diversidad de edad y de género (7 mujeres y 9 hombres). También considera que el sector ha evolucionado mucho en este ámbito desde que empezó su carrera en 1995, pero no lo suficiente. “El papel de la mujer es relevante, tanto como ‘actora’, actualmente el 58% de los licenciados son mujeres, como ‘receptora’, la mitad de la población somos del género femenino. La presencia como actoras en el sector financiero es menor de lo esperado porque nos vamos quedando en el camino”.

Pone en relación los cambios acaecidos a favor de la igualdad de género con los propios cambios que se han producido en el sector financiero. “Antes, el estilo de gestión era mucho más jerárquico y ahora cada vez es más trasversal: trabajo en equipo, ideas, proyectos de largo plazo, ámbitos en los que las mujeres nos desenvolvemos muy bien, lo cual creo que nos ayuda y nos fomenta. Ha sido un cambio fundamental en las compañías, sobre todo en el sector financiero, donde estamos en un cambio constante”.

Esther Revilla, directora de Inversiones de Unigest SGIIC (Grupo Unicaja Banco), que empezó su carrera en 2002, reconoce que hay la desigualdad en el sector, por ejemplo, cuando se acude a reuniones o conferencias, donde el porcentaje de mujeres asistentes no llega ni al 20%-25%. Considera que para llegar a la paridad, no solo hay que quedarse en los números de los puestos de la alta dirección, sino que “es necesario que esa igualdad exista en toda la plantilla si no es así es muy difícil llegar a la igualdad en los puestos de mayor responsabilidad”.

Explica, además, que a medida que más mujeres acceden a puestos de responsabilidad, “los hombres se sienten más cómodos porque se dan cuenta de que aportan y de que no hay que hacer una diferenciación de sexos sino simplemente aceptar que somos igual de profesionales y aportamos tanto como ellos”. No obstante, también considera que todavía queda mucho por hacer.

UBS_Santander_Unigest

Esta lucha por la igualdad de género la protagonizan las mujeres, pero no solo ellas. También los hombres tienen mucho que decir, y mucho que hacer. Pedro Coelho, director ejecutivo para Iberia de UBS ETF, pone sobre la mesa varios datos extraídos de un informe de Mackenzie que dan idea de la relevancia de la mujer en la sociedad y de su situación en el mundo laboral. “La fuerza de trabajo está equilibrada, un 50% aproximadamente son hombres, y un 50% mujeres. Pero en los niveles más altos de las empresas, en funciones ejecutivas o en consejos de administración, las mujeres solo ocupan el 19% de los puestos”. El problema de ascender para las mujeres está relacionado, a su juicio, con dos temas: el equilibrio entre trabajo y vida personal, y las relaciones laborales y las promociones.

Vincula el creciente impulso en la sociedad de las políticas de igualdad de género con otra tendencia en aumento, la de la importancia de los temas relacionados con los criterios de inversión socialmente responsable (ISR) en la industria financiera y en la sociedad en general: “Empezó por los temas ambientales y poco a poco se han ido dirigiendo hacia otros asuntos más sociales, y entre ellos la igualdad de género es fundamental. Las evidencias sobre el papel del valor que la diversidad aporta a los equipos de toma de decisión y de gestión son muchas. Esa evolución es natural y en breve estos temas serán más relevantes en el sector financiero y en la sociedad en general”.

Foto_Pedro

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas