Las mejores ideas del Schroder ISF Euro Equity


El Schroder ISF Euro Equity es el fondo de renta variable eurozona de referencia en el mercado español. Lo es porque se trata de la única estrategia de su categoría con la triple calificación Funds People: Favorito de los Analistas, Blockbuster y Consistente. Se trata de una estrategia gestionada por Martin Skanberg, quien recientemente acaba de visitar España después de haber vivido un 2017 muy especial para él. En primer lugar, porque ese año fue nombrado mejor gestor de renta variable europea por Morningstar. Y, en segundo, porque el 2017 ha sido especialmente bueno para el fondo.

El año pasado el producto generó una rentabilidad neta del 16,2%, 3,7 puntos más que el MSCI EMU, su índice de referencia. Esto ha reforzado el buen posicionamiento de la estrategia a tres y cinco años, periodos en los que este fondo de Schroders es primer cuartil. “No somos ni un fondo value ni un fondo growth. Seguimos un estilo blend, en el que buscamos oportunidades en valores que estén infravaloradas por los mercados. Eso es lo que puede seguir impulsando la rentabilidad del fondo en 2018”, afirma el gestor. A su entender, el panorama para la renta variable europea sigue siendo muy favorable.

“El contexto económico sigue siendo muy alentador, dado que los indicadores adelantados continúan mostrando una gran solidez. Además, existen indicios que apuntan a que algunos de los valores previamente ignorados vuelven a captar la atención de los inversores a medida que disminuyen las correlaciones”, indica. La manera que el gestor tiene de aproximarse al mercado es a través de un enfoque pragmático, basado en una estrategia bottom-up, aprovechando los recursos de análisis de los que dispone Schroders. “Esto se refleja claramente en el valor que la selección de valores añadió a la rentabilidad del producto en 2017”, revela. Pero… ¿cuáles han sido las mejores ideas de Skanberg el año pasado?

Haciendo el perfomance attribution se puede observar que, de los aproximadamente 50 valores que el gestor suele tener en cartera, Zodiac Aerospace fue el que más contribuyó a la rentabilidad del Schroder ISF Euro Equity (+72 puntos básicos). “Nuestra adquisición de la compañía reflejó nuestra expectativa e que la empresa estaba haciendo frente a problemas en la ejecución y entrega de pedidos. Después de una oferta del grupo aeroespacial francés homólogo, Safran, las ganancias en el precio de las acciones de Zodiac alcanzaron antes nuestra recuperación prevista de las ganancias, lo que nos condujo a tomar beneficios y vender nuestra posición”, explica.

E.On fue el segundo valor que más contribuyó a la rentabilidad del fondo. “La empresa de servicios públicos alemana aportó 70 puntos básicos de rentabilidad tras una mejora de su balance gracias a un reembolso de impuestos de 2.850 millones de euros, que atenuó la preocupación por los altos niveles de provisiones y su carga de deuda neta. Posteriormente, tomamos parte de los beneficios y recortamos nuestra posición”.

El tercer valor que más contribuyó a la rentabilidad el fondo fue STMicroelectronics. “Después de un fuerte 2016 y tras el anuncio de la adjudicación de un importante contrato para diseñar sensores de imagen para Apple, la compañía proporcionó una rentabilidad de 64 puntos básicos a la cartera. Cerramos nuestra posición en abril del año pasado, al considerar que el precio de las acciones reflejaba el valor intrínseco de la empresa”.

Otro importante contrato adjuntado también benefició a Leoni, compañía que también aportó 64 puntos básicos a la rentabilidad de la cartera. “El productor de sistemas de escritura y cable, que se encuentra fuera del MSCI EMU, recibió un gran volumen de pedidos de sus productos de movilidad eléctrica, lo que le confiere una gran visibilidad sobre el negocio hasta 2020. Mantenemos nuestra posición con la expectativa de que los recientes cambios en la dirección también proporcionen un impulso a la apreciación del precio de las acciones”, explica.

De cara a este año, BNP Paribas (4,2%), Siemens (4,2%), SAP (4,2%), Porsche (3,7%) y Unicredit (3,7%) son, por este orden, las cinco principales apuestas del gestor. En total, las diez primeras posiciones ocupan el 35,2 % de la cartera. A nivel sectorial, las grandes apuestas de Skanberg se centran en el sector industrial (18,9%), servicios financieros (17,9%) y materiales (12,4%).

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas