Las implicaciones del plan quinquenal chino: incentivar el consumo y el desarrollo rural


El plan quinquenal recientemente aprobado por el Gobierno chino tendrá implicaciones en la economía, según BlackRock. El plan, que supone un cambio de rumbo por parte de Pekín, se centra en la necesidad del país de priorizar un reparto más equitativo de la riqueza con el fin de aumentar el consumo interno y mejorar las infraestructuras sociales.

Desde el punto de vista de la gestora, este plan supone un intento ambicioso de reequilibrar la economía interna desde el ahorro hacia el consumo y desde el crecimiento urbano y de las zonas del litoral hacia el desarrollo de las zonas rurales y el interior del país.

Desde el punto de vista externo, el plan se centra en la internacionalización del yuan, en garantizar el suministro de las materias primas clave, en reforzar las relaciones con países no alineados y en el fortalecimiento de la región de la Gran China.

En el informe, Ewen Cameron Watt, responsable del Grupo Central de Estrategia de BlackRock y gestor de BMACS; Jing Ning, miembro del equipo de renta variable asiática de la división Fundamental Equity de BlackRock; y Jeff Shen, responsable del Grupo de Gestión de Carteras de Renta Variable Emergente, destacan que el éxito con que se implanten estas medidas será objeto de un análisis detenido por parte de los inversores durante los próximos años, y sobre esto señalan las cuestiones fundamentales que cualquier inversor, principalmente el institucional, tendría que tener en cuenta a la hora de invertir en el país.

 

Empresas

Lo más leído