Las grandes gestoras españolas no esperan la "gran rotación" hacia el riesgo en el segundo semestre


El segundo semestre del año no se va a caracterizar precisamente por un giro de 180 grados desde posturas conservadoras hacia posiciones más arriesgadas en lo que a estrategias de inversión españolas se refiere. La gran mayoría de grandes gestoras nacionales seguirá navegando entre la corriente actual de fondos garantizados y de productos de rentabilidad objetivo.

No obstante, no significa que, para ciertos casos concretos, algunas no quieran aprovecharse de la mayor aversión al riesgo que está empezando a darse entre una parte de los clientes en España a paso lento pero creciente. Será común oír hablar hasta finales de año de productos que intenten aprovecharse de las idas y venidas del mercado. Es el caso de los fondos mixtos, de retorno absoluto, de asset allocation -una de las grandes apuestas de BBVA AM-, los perfilados de gestión global y flexible o, directamente, las carteras gestionadas vía fondos que puedan “beneficiarse de la gestión activa practicada por el equipo gestor y las bondades de la diversificación”, como anima Ibercaja Gestión.

Según Xavier Fábregas, director general de Caja Ingenieros Gestión, “los fondos mixtos y los de rentabilidad absoluta pueden tomar el relevo de los garantizados y de los productos de gestión pasiva”. Sin embargo, tal y como recuerdan desde InverCaixa, “no nos podemos olvidar de estos últimos, de los que siempre existe demanda recurrente por parte de la red”. Raúl Moreno, director de Distribución Institucional de Fondos en Bankinter Gestión de Activos, lo justifica en el hecho de que “los clientes, en muchos casos, siguen siendo reacios a tomar posiciones de riesgo”, por lo que “los fondos garantizados, tanto de renta fija como de renta variable, seguirán siendo uno de los productos estrella”. De todas formas, es importante acordarse de que, como advierte, Moreno, “la rentabilidad de este tipo de productos en un momento de tipos bajos es muy reducida”, de modo que, “quien busque mayores rentabilidades, tendrá que asumir mayor riesgo”.

A juicio de los expertos de Ahorro Corporación Gestión, “si los mercados acompañan y siguen generando confianza, de cara a final de año posiblemente algunos clientes darán el paso a productos con algo más de riesgo pero todavía en una escala conservadora”, una postura la de éstos que iría enfocada hacia “productos flexibles y globales que se puedan adaptar a los movimientos bruscos de mercado y que tengan como filosofía la protección de capital”.

La industria no se verá lastrada por el “efecto mercado” propiciado desde la Fed

El anuncio por parte de la Reserva Federal estadounidense de ir retirando los estímulos monetarios ha provocado, explica Unigest, una fuerte corrección para la valoración de las carteras durante los meses de mayo y junio. Este efecto mercado ha tenido su impacto negativo en el patrimonio gestionado por los fondos. No obstante, la gestora malagueña considera que, “a pesar de este foco de incertidumbre”, en especial por el ritmo al que se hará esta reducción de los estímulos, que aún no se sabe con certeza, “en el segundo semestre continuaremos con la tendencia ofrecida durante estos últimos meses, con crecimientos algo más discretos pero, en definitiva, con entradas netas positivas”.

Estos importantes flujos de inversiones vistos durante la primera mitad de 2013 han sido propiciados por varios motivos que, según Santander AM, “seguirán funcionando el resto del año”. Entre ellos, se encuentran algunos como la mejora de la percepción del riesgo periférico, una mayor confianza de los inversores, la menor retribución de productos de ahorro como los depósitos, un buen rendimiento diversificado por activos o, cómo no, la oferta atractiva de productos, resume la entidad española.

Algo importante a tener en cuenta es que, como señala Miguel Colombás, director general de Allianz Popular AM, “mientras los mercados permitan un acceso de financiación a las entidades, continuará bajando la presión que ejerce la competencia de los depósitos sobre el negocio de fondos”. Y esto “es especialmente positivo para el segmento más conservador de clientes, que empujará las suscripciones de monetarios y de productos de rentabilidades objetivo, sean o no garantizados”, explica. Colombás es optimista en lo que respecta a “los productos de mayor valor añadido” -como los fondos de renta variable o los perfilados de gestión flexible- y unos clientes “cada vez más dispuestos a asumir riesgos”.

Ahorro Corporación prevé que el sector español de fondos cierre el año en los 145.000 millones de euros de patrimonio, lo que supondría un crecimiento del 6% sobre el patrimonio actual y del 15%, aproximadamente, sobre los niveles de 2012.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído