Tags: Negocio | Legal |

Las gestoras utilizarán más estructuras master-feeder y pasaportes en los próximos tres años


La distribución de fondos de inversión en distintos países crecerá en los próximos años, gracias a las soluciones permitidas por la regulación de UCITS IV. Aunque las gestoras antipan que las clases de acciones y las gamas de fondos específicamente diseñadas para vender en distintos mercados seguirán siendo la forma más común de lograr esa meta en los próximos tres años, la utilización de otras herramientas permitidas por la normativa europea, como las estructuras master-feeder o los pasaportes, también serán útiles para la mayoría de las entidades. Sin embargo, las fusiones transfronterizadas aún seguirán siendo utilizadas únicamente por una minoría debido a la inexistencia de un régimen fiscal armonizado en la UE.

Son algunas de las conclusiones de un reciente estudio titulado “Trends in Cross Border Distribution” (Tendencias en la distribución transfronteriza), elaborado por la firma de consultoría Spence Johnson con la colaboración de la asociación luxemburguesa de fondos de inversión, ALFI, que hace prever importantes cambios en los patrones de distribución de los fondos de inversión a nivel global, según explica Nils Johnson, co fundador de Spence Johnson.

Con todo, y a pesar de esas perspectivas de mayor utilización de las herramientas disponibles gracias a UCITS IV, existen numerosos retos y obstáculos que se han de superar. Las principales trabas señaladas por las gestoras de mayor tamaño son la complejidad y los riesgos operacionales de dichas herramientas. Las más pequeñas señalan la falta de escala como la principal problemática, sobre todo a la hora de encontrar demanda para sus diferentes clases de acciones y de establecer costes competitivos en las comisiones de distribución. Las regulaciones locales también están en la lista de obstáculos a superar.

Ante todo ello, Marc Saluzzi, presidente de ALFI, asegura que la asociación negociará con los reguladores europeos nacionales para facilitar la distribución transfronteriza y la puesta en práctica de las medidas que permite UCITS IV.

Clases de acciones para las pequeñas, y master-feeder para las grandes

El estudio, elaborado con las opiniones de 60 gestoras que operan en una veintena de mercados, concluye que las clases de acciones seguirán siendo la solución más popular para las pequeñas firmas por su agilidad y bajo coste, mientras la estructura master-feeder será la que más crezca entre los grandes, si bien el mayor obstáculo será el tratamiento que le den los supervisores nacionales.

Con respecto al pasaporte de gestión, actualmente sólo un tercio de las gestoras lo utilizan, aunque el 55% confía en que hará un mayor uso del mismo en los próximos tres años. Los profesionales señalan su eficiencia para conseguir escalas en los servicios de administración, así como para reducir el riesgo país a través de la menor exposición a los múltiples reguladores nacionales.

Por último, la fusión de fondos transfronterizos tiene la ventaja de controlar los costes centrales y de administración, pero será una solución que siga siendo utilizada por una minoría de gestores. Sólo el 30% esperan fusionar fondos en los próximos años debido a la falta de un régimen fiscal armonizado en la Unión Europea.

Impulso de la distribución internacional

“Las conclusiones del estudio muestran que un clima económico estancado y con gran competencia entre las entidades está animando a las gestoras a buscar oportunidades y crecer en nuevos mercados”, explica Saluzzi. Una expansión que aumenta el estrés regulatorio y fiscal, pero también da importancia creciente a los socios de distribución en los mercados internacionales, que cada vez proponen soluciones más sofisticadas. Por eso, cree que, pese a los retos, la distribución transfronteriza aumentará en los próximos años, con Luxemburgo e Irlanda como los principales centros de operaciones. Actualmente, el 72% de los fondos que se distribuyen en más de un mercado están domiciliados en Luxemburgo.

Un crecimiento del que también habla el estudio: de media, las gestoras distribuyeron en 18 mercados en 2012, pero ese número podría incrementarse a 22 países en el año 2015. La ambición es sobre todo de los proveedores de menor tamaño, pues de media operan en 14 mercados y en tres años se anticipa que lleguen a 20. Sin embargo, entre los gestores medianos y grandes se espera un modesto crecimiento.

Noticias relacionadas

Lo más leído