Las gestoras tradicionales y alternativas apuestan por los hedge UCITS para atraer al institucional


Los lanzamientos de fondos de retorno absoluto gestionados por casas de gestión tradicionales o alternativas se han multiplicado en los últimos 18 meses a pesar de que la industria aún está en sus primeros estadios de desarrollo. El crecimiento se atribuye en parte a los hedge funds que han entrado en el campo UCITS III debido a la fuerte preferencia de los inversores por estrategias líquidas, menos ligadas a índices de referencia y a través de vehículos regulados, según un informe del servicio de inversiones de Moody’s publicado por HedgeFunds Review.

Los gestores hedge están intentando reconstruir algunos de sus activos después de la fuerte caída sufrida en 2008 y 2009. De hecho, algunos ven a los UCITS como la envoltura apropiada para estrategias alternativas que permite acceder a significativas oportunidades de distribución.

Los productos regulados allanan el camino para algunos inversores institucionales particularmente en Europa, y les permite acceder a estrategias alternativas que previamente estaban vedadas. De ahí que estos fondos estén ganando atractivo entre este público, que busca productos onshore con una mayor transparencia y liquidez.

Por ello, según el informe, la insatisfacción de los inversores con los productos que simplemente replican índices ha llevado a incluso a las gestoras tradicionales a ampliar su oferta hacia el universo alternativo con la etiqueta UCITS.

El objetivo de los fondos de retorno aboluto de ofrecer retornos positivos independendientemente de las condiciones del mercado, aunque utilicen estrategias y perfiles de riesgo totalmente distintos, resulta atractivo. Mientras UCTIS fue diseñado como producto para los minoristas, los hedge funds UCITS normalmente están dirigidos a inversores profesionales sofisticados y utilizan técnicas de inversión similares a las de los vehículos hedge menos regulados.

Moody’s estima que el tamaño del mercado de los fondos de retorno absoluto regulados asciende a 78.000 millones de euros, casi 100.000 millones de dólares en activos bajo gestión que comprendían 718 fondos a finales de marzo de este año. Los activos siguen limitados si bien el número de fondos y estrategias disponibles está creciendo muy rápidamente. De los fondos de retorno absoluto actualmente activos, el 74% ha sido lanzado desde 2006.