Las gestoras tendrán un año para preparar los informes de control interno


De acuerdo con el segundo borrador de la Circular de la CNMV sobre control interno, los primeros informes anuales relativos a la gestión de riesgos, cumplimiento normativo y auditoría interna de las gestoras serán los correspondientes al ejercicio 2011. Por tanto, no tendrán que ser entregados hasta los cuatro primeros meses de 2012. Sin embargo, los informes periódicos deberán remitirse al Consejo de Administración de la gestora a partir del 31 de diciembre de 2010. Estos informes periódicos deberán dar cuenta del nivel de riesgo global de la gestora -y del riesgo específico de las IIC que gestiona-, del nivel de cumplimiento normativo y de las obligaciones de auditoría interna. Cada uno de los informes deberá recoger también la efectividad de las medidas adoptadas.



Al margen de la presentación de los informes, las gestoras tendrán que darse prisa para ponerse al día con las obligaciones recogidas en la Circular, ya que la norma entrará en vigor el próximo 31 de diciembre. En esa fecha, todas las sociedades de inversión deberán tener su estructura organizativa y sus sistemas y procedimientos de control interno adaptados a lo previsto en la norma. “Para adaptarse a la Circular es necesario elaborar un plan de adaptación que involucre a todas las áreas de la sociedad gestora, desde control del riesgo y back office hasta el área de gestión ya que a la hora de diseñar un nuevo vehículo hay que tener también en cuenta los riesgos que va a conllevar”, explica Antonio Ríos, senior manager de Gestión del área de Investment Management de Deloitte.

Lo más leído