Tags: EE.UU |

Interpretación que hacen las gestoras internacionales del último mensaje de la Fed


El último discurso de la Reserva Federal de Estados Unidos ha dejado la puerta a una posible subida de los tipos de interés antes de final de año. La autoridad monetaria considera ahora que “los riesgos a corto plazo para la economía estadounidense han disminuido”, que “el mercado laboral se ha estado fortaleciendo” y que la actividad económica “se está expandiendo a un ritmo moderado”, lo que ha sido interpretado por parte de las gestoras internacionales como una mayor predisposición de la Fed a endurecer su política monetaria. Al menos, así lo cree Rick Rieder, director de inversiones de renta fija en BlackRock y cogestor del fondo BlackRock Fixed Income Global Opportunities (FIGO), quien asegura que se trata de una declaración “ligeramente menos acomodaticia que sigue logrando un equilibrio entre su actitud a la expectativa y las mayores probabilidades de que se produzca una subida de tipos antes de finales de año”.

No obstante, en opinión del experto, la utilidad de unos tipos de interés en niveles extraordinariamente bajos hace mucho que no logra estimular el crecimiento de la economía real y, desde hace algún tiempo, sólo ha tenido efecto en la economía financiera como mecanismo de apoyo a los precios. “Esto sugiere que ha llegado la hora de que las autoridades monetarias pasen el testigo a las políticas presupuestarias para poder asistir a una recuperación notable del crecimiento económico en Estados Unidos. Esta posibilidad trae consigo un elevado nivel de incertidumbre, ya que sus probabilidades están marcadas tanto por los acontecimientos políticos como por el sentido común aplicado al plano económico”, indica. Para Luke Bartholomew, gestor de Aberdeen, “no es una sorpresa que en esta reunión no se hayan aplicado subidas de los tipos de interés, pero se han levantado alguno de los bloqueos a la subida de tipos de interés”.

A su juicio, el lenguaje empleado en la reunión sugiere que la Fed está menos preocupada por los riesgos de lo que ha llegado a estar. “Todo permanece tranquilo hasta el encuentro de Jackson Hola, cuando podríamos encontrar alguna pista de cuándo se realizará la subida de tipos interés. La posibilidad de una subida más este año permanece sobre la mesa”, asevera. Además de los menores riesgos que –según la Fed- existen para la economía americana, la mejora de la mayor fortaleza mostrada por el mercado laboral y la moderada expansión que está experimentando la economía estadounidense, existen otros factores que harían presagiar una subida de tipos en 2016. Una de ellas sería la que apunta John Bailer, gestor en Boston Company AM, boutique de BNY Mellon IM: la mayor estabilidad de los mercados. “El incremento en los precios de activos debido a unas mejores perspectivas económicas aumenta la probabilidad de que la Fed suba los tipos de interés este año”, señala.

¿Septiembre o diciembre?

Pero, incluso si el tono de la Fed parece menos pesimista que en junio, no hay ninguna indicación de la fecha de la próxima subida. ¿Será septiembre o diciembre? Para Groupama AM, al final, lo importante es que la Reserva Federal confirmó que la normalización de su política monetaria será muy gradual. "El Comité de Mercado Abierto (FOMC) está en línea con nuestro escenario de política monetaria de una sola subida de tipos este año; es muy difícil saber con exactitud cuál será el timing (septiembre o diciembre), pero a día de hoy no podemos excluir septiembre", indican. En J.P.Morgan AM, por el contrario, creen que lo más probable es que, de aplicarse, la subida sea en diciembre, más aún teniendo en cuenta que en noviembre Estados Unidos celebra elecciones para saber quién será el futuro inquilino de la Casa Blanca. Así lo aseguraba Lucía Gutiérrez-Mellado, subdirectora de Estrategia de la gestora para Iberia, en su última presentación trimestral realiza con periodistas.

Su visión coincide con lo que apunta David Buckle, director de Análisis Cuantitativo en Fidelity International, quien considera que el 14 de diciembre es la primera oportunidad realista que tiene Yellen de subir tipos. “Solo quedan tres reuniones este año -septiembre, noviembre y diciembre-. Aunque no esté descartado al 100%, es difícil ver una subida el 21 de septiembre. Aún hay muchos riesgos en la economía global, aparte de las elecciones presidenciales en EE.UU. Creo que necesitaremos ver fuertes datos de inflación en agosto y septiembre (incluida la inflación salarial) para ver una subida, algo muy poco probable en mi opinión. La reunión del 2 de noviembre es justo 6 días antes de las elecciones, por tanto un momento totalmente descartable para subir tipos por primera vez en el año. Lo cual nos lleva al 14 de diciembre. Si entonces el dólar no se ha fortalecido y hay un poco más de inflación, hay bastantes probabilidades de una subida en Navidad”.

Pero eso sugeriría, en el mejor de los casos, que tenemos una subida del 0,25% por año. Si eso es lo que Yellen entiende por gradual, entonces estaremos mucho tiempo en tipos aún en mínimos. Es lo que esperan los inversores. "Por ahora el mercado está descontando que los tipos de interés de países desarrollados van a seguir bajos o incluso disminuir y ha descartado que la Fed los suba este año, mientras que Banco de Japón y de Inglaterra acometen nuevas medidas expansivas. Esto ha sido un factor determinante que explica el buen comportamiento registrado por los mercados de crédito y las divisas emergentes, que han aguantado bastante bien. Ahora bien, se diría que el mercado considera que mientras la Fed no aumente tipos todo irá bien, pero no lo compartimos", indica Andrés Sánchez Balcázar, gestor del Pictet Absolute Return Fixed Income. Además, el experto de Pictet AM subraya que el mercado continúa descontando divergencia de tipos de interés entre Estados Unidos y Europa, algo que considera poco probable, pues el BCE está comprometido con la expansión monetaria.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas