Las gestoras españolas creen que los activos de riesgo se comportarán positivamente tras el anuncio de tapering


Las gestoras españolas creen que los activos de riesgo como la deuda corporativa o la renta variable “deberían continuar comportándose de forma positiva”, dado que “las políticas monetarias de los bancos centrales desarrollados se mantendrán acomodaticias para el 2014”. Así lo prevé Dídac Pérez, director de Inversiones de Caja Ingenieros Gestión.

Si algo puede extraerse de la comparecencia del pasado miércoles de Ben Bernanke, cuando anunció el inicio del tapering por parte de la Reserva Federal estadounidense (Fed), son dos conclusiones “al margen del propio anuncio del inicio en la reducción de la compra mensual de activos directos”, apunta Pérez. Por un lado, “el compromiso de mantener los tipos de interés en el rango que va del 0% al 0,25% hasta que haya visos de una sólida recuperación del mercado de trabajo con tasas por debajo del 6,5%, máxime cuando los niveles de inflación se sitúan por debajo del objetivo del 2% a largo plazo”. Por otro lado, “y a pesar del comentario sobre un proceso de reducción que permanecerá dependiente de los datos macroeconómicos”, apunta Pérez, “el camino más probable es una reducción de 10.000 millones de dólares (unos 7.250 millones de euros, aproximadamente) en cada una de la siguientes reuniones de la Fed siempre que la economía tenga el desempeño deseado, lo que llevaría a finalizar el paquete de compras de activos en 2014”, estima el director de Inversiones de Caja Ingenieros Gestión.

Prácticamente en casi todos los casos, a ningún gestor ni a ninguna firma española de gestión le ha pillado por sorpresa el inicio del tapering norteamericano. Tampoco a los mercados “si se consideran los sólidos datos publicados en las áreas de empleo, producción industrial, ventas al detalle y mercado inmobiliario”, enumera Pérez.

Para Ángel Olea, director de Inversiones de Abante Asesores, el comienzo del tapering ha sido “oportuno”. “La tasa de paro ha alcanzado el 7% y la economía crece por encima del 2%. Es verdad que la inflación es baja para los estándares de la Fed, pero teniendo en cuenta todos los factores anteriores, creo que el ‘timing’ es bueno. Empiezan a mostrarse algo incómodos con un tamaño del balance en 4 trillones de dólares”, contextualiza Olea.

Según sus previsiones, la economía americana probablemente crezca un 2,5% o un 3% en 2014. “Si se mantiene la dinámica positiva del mercado de trabajo -escenario base-, seguirán reduciendo las compras, lo que permitiría acabar con el programa actual de QE en la segunda mitad del año que viene”, augura Olea. En cualquier caso, recuerda, “si la economía se ralentizara y los datos de paro empeorasen, volverían a comprar activos de nuevo”.

Celso Otero, gestor de los fondos Renta 4 USA, Renta 4 Japón y Renta 4 Retorno Dinámico, cree que “asuntos como la cuantía y las salvaguardas han de ser vistos conjuntamente”. “La Fed acierta al comenzar con una reducción muy limitada de los estímulos, a la vez que pone aún más énfasis en que, si continuara dicha reducción, sería, en primer lugar, muy gradual y, en segundo lugar, ligada a los nuevos datos económicos que puedan ir surgiendo”, pone de relieve Otero. “Incluso parece que sus metas de recuperación son más ambiciosas que en la anterior reunión, ya que ahora se habla de que las medidas podrían continuar hasta bien pasado el momento en que el desempleo baje del 6,5%”, avisa el gestor de Renta 4 Gestora.

Tras cinco años de inyecciones de liquidez masivas, la Fed decidió el miércoles levantar el pie del acelerador que estimulaba su economía al reducir a 75.000 millones de dólares (unos 54.435 millones de euros, aproximadamente) la intensidad con la que compra deuda. 

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído