"Las gestoras entienden que operar en mercados segregados resulta ineficiente"


Las gestoras de fondos de inversión están informándose sobre los avances de las plataformas alternativas de bolsa que nacieron en Europa en 2008 a raíz de la normativa MiFID. “Las gestoras, que acceden a los mercados a través de sus brokers, están informándose de nuestros pasos y en general tienen una buena opinión al respecto”, explica Mark Hemsley, consejero delegado de BATS Chi-X, una de las plataformas paneuropeas alternativas que aparecieron en este contexto y que ya controla aproximadamente el 25% del volumen negociado en renta variable europea, según los datos facilitados por la entidad.

“Las gestoras entienden que operar en mercados segregados tiene demasiados costes y resulta ineficiente, y quieren abandonar el trading centrado en los países por otro basado en los sectores”, explica. Así, Hemsley considera que las operaciones a través de su plataforma ofrecen ventajas en términos de precio, servicios y tecnología, que permite ofrecer una estandarización muy útil para los gestores.

“La mayor frustación de MiFID I es la fragmentación de los mercados y la vision actual es construir una escena más amplia como antídoto a esa realidad”, afirma. Así, en BATS Chi-X tratan de construir un mercado paneuropeo, que considera el futuro.“El problema de la fragmentación es el que el coste para los inversores y las gestoras es mayor y no es efectivo desde el punto de vista comercial", afirma.

Además, dice que la presión regulatoria sobre las bolsas para que aumenten la disponibilidad de sus datos exigirá una mayor consolidación en la industria. Una consolidación que ya se ha puesto en marcha. En cualquier caso, cree que ese movimiento no será suficiente para asegurar el éxito, pues el precio de la operativa es aún demasiado alto. Y por eso apuesta por las plataformas alternativas con carácter paneuropeo como parte de la solución.

En el mercado de fondos, señala por ejemplo las limitaciones que supone sacar a cotizar los ETF en distintas bolsas, con distintas normativas de clearing y otras operaciones que dividen la liquidez y obstaculizan el crecimiento del volumen. “En EEUU, la liquidez es masiva porque hay un solo mercado bursátil. Con varios mercados, se divide la liquidez del producto y además las transacciones se encarecen”, explica.

“Estas plataformas son una buena solución para la industria de gestión de fondos: hay muchos productos con baja liquidez que no serán efectivos hasta que no se empiecen a tomar soluciones. Llevará tiempo, pero estas plataformas apoyarán al sector de fondos”, afirma.

Crítica a las prohibiciones de posiciones cortas

BATS nació en 2008 para tratar de superar y erigirse en alternativa a las plataformas bursátiles que operan a nivel regional o por países, para romper barreras de los inversores tanto en compañías como en fondos. En noviembre del año pasado, compró Chi-X Europe. Actualmente, cubre 15 mercados. En España, la cuota es del 4,9% a junio de 2012 y esperan incrementarla en los próximos años, pues “los clientes están buscando alternativas al operador nacional”. Hemsley reconoce que decisiones como la prohibición de posiciones cortas disminuyen el volumen. “Entiendo los esfuerzos regulatorios y políticos pero hay evidencias de que las prohibiciones a corto no son efectivas porque restringen la liquidez”, asegura.

Con respecto al interés de los clientes en renta variable europea, también cree que, aunque ha disminuido ante la crisis financiera, muchas entidades apuestan de forma estratégica por el continente y quieren invertir a largo plazo. Sus clientes son europeos pero también internacionales, sobre todo de EEUU y Canadá. También de Asia, y menos de Latinoamérica. Además de la crisis, cree que la regulación también supone un gran reto.

Noticias relacionadas

Lo más leído