Las gestoras de los bancos sufren el 90% de la reducción de activos de los fondos españoles en 2010


La industria española de los fondos de inversión empezó la segunda mitad del año manteniendo el patrón de reducción patrimonial que marcó el primer semestre de 2010, hasta finalizar el mes de julio con 154.300 millones de euros. La cifra es un 0,3% menor que la de finales de junio y el 9,3% más baja que la de cierre de 2009 y los principales responsables, según indica en su informe mensual Ahorro Corporación, son las gestoras asociadas a la banca, que desde enero se dejan 14.300 millones de patrimonio, casi el 90% de los 15.900 millones de merma sufrida por la industria. El resto se reparte entre las gestoras de las cajas de ahorros, que vieron sus activos bajo gestión reducidos en 1.400 millones de euros, y los 100 millones de otros grupos.

Es más, sólo en julio las entidades de los bancos perdieron 1.900 millones de euros, casi cuatro veces más que los 500 millones perdidos por la totalidad del sector, mientras los activos de los fondos de las cajas de ahorros sumaron 1.300 millones de euros en un mes marcado por la recuperación de los mercados.

GRUPO2009 VOLUMEN (Millones euros)JULIO 2010 VOLUMENACUMULADO 2010 VOLUMEN
BANCOS-9.500-1.900-14.300
CAJAS DE AHORROS9001.300-1.400
OTROS2.100100-100
TOTAL6.500-500-15.900

Y es que, pese a la continuidad del descenso patrimonial, la mejor marcha de los mercados en julio, alentados por las positivas noticias en los test de estrés de la banca española y la rebaja de la prima de riesgo de la deuda, y la ralentización de los reembolsos dibujan un panorama más alentador. Según los datos que presenta Ahorro Corporación, las salidas se cuantificaron en 1.500 millones de euros en el mes, un tercio de los 4.500 millones de reembolsos que los inversores retiraron en junio. Con todo, el positivo efecto mercado redujo la merma del patrimonio hasta 500 millones de euros, el 0,3% menos con respecto a junio, hasta los 154.300 millones de euros.

Vuelta al riesgo

En julio, el buen comportamiento de los mercados, que dejó rentabilidades positivas en todas las categorías excepto en los inmobiliarios, animó a los inversores a ralentizar los reembolsos de la renta variable (cuyos fondos sufrieron reembolsos netos de sólo 100 millones de euros y una subida patrimonial gracias a la recuperación de las cotizaciones de 300 millones de euros, sumando el 2,4% en un mes) y a salir de los fondos sin riesgo.

Así, 400 millones fueron retirados de los productos monetarios, que en lo que va de año sufren una pérdida patrimonial cercana a un tercio de sus activos a finales de 2009. También sufrieron especialmente los fondos de renta fija a corto plazo, de los que salieron 2.600 millones netos que, sumados a las salidas del primer semestre de 2010, cuantifican 14.700 millones menos, el 27,7% del total de 2009.

Con 2.000 millones de entradas netas en julio despuntaron los fondos garantizados. La mitad del incremento de 2.400 millones de euros en su patrimonio, un 5,1% sobre junio contando con el efecto mercado, corresponde a la incorporación en el patrimonio de La Caixa de lo captado a través de su Fondo Foncaixa Bienvenida.

Lo más leído