Tags: Negocio |

Las gestoras cotizadas se disparan en bolsa tras la victoria de Trump: ¿por qué?


Tal y como recordaba Matthew Ward, gestor de renta variable americana en Schroders, en la Conferencia Anual para periodistas celebrada la semana pasada por la gestora en Londres, una de las iniciativas políticas que el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, puso encima de la mesa en su campaña electoral es la necesidad de contar con un entorno de mayor desregulación en sectores que, a lo largo de los últimos años, han visto acotado su negocio por el marco normativo. Las entidades financieras, sin lugar a dudas, son las que más se han visto afectadas por este fenómeno, si bien ello ha alcanzado colateralmente a otras industrias, como el de la gestión de activos. Según explican en Standard Life Investments, el endurecimiento regulatorio en el sector bancario está afectando a las gestoras de cuatro maneras:

1. Mayor riesgo de contraparte: “La reducción del universo bancario, ya sea en términos generales –como resultado del proceso de consolidación entre entidades– o de ciertos servicios, implica una concentración de las contrapartes con las que pueden trabajar las gestoras de activos, lo que acabará incrementando el riesgo de contraparte”.

2. Mayores dificultades para ejecutar las estrategias de inversión, y a un mayor coste: Las mayores exigencias de capital que impone la nueva regulación dificultan la ejecución de ciertas estrategias de inversión en un mundo en el que la liquidez también es menor. “Muchas de las soluciones de inversión más complejas que ofrecen las gestoras requieren acceder a los balances de los bancos de inversión para poder se ejecutadas de forma eficiente”, explican los autores del informe.

Sin embargo, los bancos tienen ahora un conocimiento mucho más sofisticado de la rentabilidad de sus diferentes productos y clientes, por lo que “las gestoras que requieran una elevada capacidad de balance para ejecutar soluciones de inversión para sus clientes pero que generen poco negocio rentable para el banco, acabarán por no poder ofrecerla o verán incrementados sus costes hasta el punto de que no les resulte rentable ofrecer ese producto”.

3. Más importancia del sell-side y del colateral: Standard Life anticipa que “la estructura de la negociación cambiará para las firmas ‘del lado comprador’ (buy-side), que deberán trabajar cada vez más con ‘el lado vendedor’ (sell-side) y, al mismo tiempo, buscar otras formas de conectar con la liquidez del mercado”. Este cambio podría conllevar la revisión de los contratos ISDA que rigen las operaciones con derivados “para que exijan garantías más robustas, como efectivo o bonos de gobiernos del G7” o el neteo de derivados, “para reducir el uso de los escasos recursos del balance”. Las gestoras, a su vez, tendrán que ser mejores y más eficaces en la gestión del colateral.

4. Nuevas soluciones para garantizar la liquidez: Con el fin de mejorar la liquidez, la industria de gestión de activos deberá plantearse nuevas soluciones “como las redes de negociación peer-to-peer o la estandarización del mercado de bonos corporativos, por ejemplo”.

Las gestoras cotizadas se disparan

Aunque no existen iniciativas concretas encima de la mesa, la victoria del candidato republicano ha generado entre los inversores la expectativa de que, en el futuro, las cosas serán diferentes para el sector financiero, lo cual también se ha visto reflejado en la cotización de las gestoras de fondos, sobre todo las americanas, que desde la victoria de Trump han registrado fuertes subidas bursátiles, muy por encima de la registrada por el S&P 500. Los precios de las acciones de entidades como Invesco, Legg Mason o Janus Capital han aumentado en torno a un 10% desde el pasado 8 de noviembre, día de las elecciones, frente al alza del 2% registrado por el índice americano. Otras, como es el caso de BlackRock, se anotaron alzas más limitadas (5,5%), si bien siguen siendo ganancias significativamente mayores que las registradas por el conjunto del mercado.

Esta tendencia también alcanzó a algunas gestoras europeas, como Henderson Global Investors, cuyas acciones se han revalorizado desde la elección del magnate neoyorkino un 10%. Otras entidades, como Schroders, también registraron subidas que, aunque mucho más modestas (1%), siguen siendo en términos relativos mucho mayores que las mostradas por el MSCI Europe (-3%).

A continuación se expone el comportamiento mostrado por las entidades mencionadas, el precio de las acciones el 8 de noviembre y el valor actual.

Gestora Nacionalidad Precio acción 8/11/2016 Precio 18/11/2016 Diferencia (%)
Invesco EE.UU. 28,4 Dólares 31,52 Dólares +11%
Schroders Reino Unido 2,84 Libras 2,87 Libras +1%
BlackRock EE.UU. 353,49 Dólares 372,78 Dólares +5,5%
Legg Mason EE.UU. 29,08 Dólares 31,95 Dólares +9,9%
Henderson Reino Unido 2,22 Libras 2,45 Libras +10,1%
Janus Capital EE.UU. 12,59 Dólares 14,08 Dólares +11,8%

 

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente