Las entradas en los fondos especiales europeos superan a las de renta fija en el primer semestre


Las medidas destinadas a fortalecer la eurozona y ayudar a los miembros en dificultades contribuyeron a mejorar la confianza de los inversores en junio, logrando contener el raudal de reembolsos en los fondos de inversión, aunque sin lograr detenerlo. En el conjunto de la industria, las salidas se redujeron un 6% con respecto a mayo, desde 19.300 millones de euros hasta los 18.200 de junio. En este escenario, los únicos que lograron librarse de la tendencia negativa en el mes y obtuvieron suscripciones netas fueron los productos mixtos (con 3.600 millones), los inmobiliarios (con 500 millones) y, sobre todo, los fondos especiales dirigidos a inversores institucionales, en los que entraron 11.600 millones de euros, una cifra récord.

De hecho, este tipo de fondos viene actuando de refugio a lo largo de todo el año. En el primer semestre han captado 53.000 millones de euros, superando las ventas de los fondos de renta fija en el mismo periodo, de 52.800 millones de euros según EFAMA, que recoge datos de 23 asociaciones que representan el 97% de los activos de los fondos tanto regulados como no regulados.

La cifra triplica además los 17.400 millones que han entrado en todos los fondos regulados y, por sí sola, supone la mitad de las suscripciones de 108.000 millones logradas por el conjunto de fondos UCITS de largo plazo (excluyendo los monetarios). Más aún, los 53.000 millones captados de enero a junio representan el 87% de los 61.200 millones que atrajeron los productos no-UCITS, casi cuatro veces más que los 17.400 de los productos regulados.

El balance de junio, en línea con el de mayo, es aún más desfavorable para estos últimos, con salidas de 31.400 millones frente a las entradas de 13.200 millones en los no-UCITS, que han ayudado a que sus activos, respectivamente, cayeran el 0,4% en el mes y aumentaran el 1%.

Un mayor trozo del pastel para los no regulados

Su éxito entre los inversores institucionales, más estables que los minoristas, ha propiciado que sus activos hayan crecido en el primer semestre el 8,5%, desde 1,7 billones de finales de 2009 hasta los 1,81 billones a cierre de junio, mientras el patrimonio de los fondos regulados ha aumentado el 6%, desde 5,2 billones hasta los 5,5 billones actuales. Una evolución que ha motivado el crecimiento del peso de los fondos no-UCIS en el total de la industria, desde el 24% hasta el 25% en seis meses.

A finales de junio, ambos tipos de fondos sumaban en conjunto 7,3 billones de euros, el 6,8% más que a cierre del año pasado.