Tags: Negocio |

Las entidades independientes defienden recuperar la esencia de la banca privada


Traje a medida, vocación de servicio, alineación de intereses… Son algunos de los conceptos que enfatizan las entidades que prestan servicios de asesoramiento y gestión independientes, puntas de lanza del cambio de paradigma que plantea MiFID II en un sector como el de la banca privada española, dominado por las grandes redes bancarias. “MiFID II se resume en poner al cliente en el centro de la relación y evitar el conflicto de interés, es así de sencillo”, explica Fernando H. Estévez. Para el director de Planificación Patrimonial y Secretaría General de Diaphanum, que participó en la vigésima edición del Think Tank BNY Mellon, iniciativa producida por Funds People en asociación con BNY Mellon Investment Management y pensada para los profesionales del sector, 2018 fue “la prueba de fuego para el modelo independiente
 y parece que el test se ha pasado satisfactoriamente”.

En opinión de Marc Ciria, director general de Diagonal Inversiones, la nueva regulación brinda una oportunidad única a las entidades independientes “porque nos sitúa a todos, grandes y pequeños, en la misma casilla de salida”. No obstante, “los independientes tenemos una responsabilidad agregada a los banqueros de banca. Nosotros dimos este paso por un convencimiento de que el futuro está en el asesoramiento independiente, por lo que nuestra vocación de servicio debe ser mayor”.

Nacho Marijuan, CEO y socio de Norwealth, está convencido de que el crecimiento de las empresas de servicios de inversión independientes vendrá por el lado del cliente: “Son los propios clientes los que ven como se está perdiendo el servicio de traje a medida que siempre se ha hecho en banca privada y se está sustituyendo por productos empaquetados, más rentables para las grandes entidades. Esta situación pone en valor lo que hacemos las agencias independientes, que es focalizarnos exclusivamente y alinear nuestros intereses con el cliente”.

Sin embargo, el crecimiento del segmento independiente se ve frenado por “la capacidad para crear empresas independientes grandes, que es lo que hace falta para ganar pulmón financiero, capacidad, visibilidad en medios o en la calle, presencia nacional, etc.”, reconoce Pablo Martínez-Arrarás. En este sentido, el socio de iCapital apunta a la entrada de “algunos inversores institucionales que quizás redibujen el mapa de las empresas independientes”.

Puede consultar todas las noticias y los vídeos del Think Tank BNY Mellon en la web dedicada www.thinktankdebate.com.

 

Profesionales
Empresas