Las empresas españolas vuelven a realizar colocaciones de deuda


El anuncio del Banco Central Europeo (BCE) de que seguirá adelante con su plan de comprar bonos de los países periféricos en problemas una vez que pidan el rescate ha permitido relajar la prima de riesgo de España hasta 420 puntos básicos y ello ha abierto, a su vez, el camino a las emisiones de deuda de las empresas españolas. El viernes pasado salieron al mercado Santander, Telefónica e Iberdrola, y ayer hicieron lo propio BBVA, Banesto, Iberdrola (de nuevo) y Gas Natural, que captaron 3.550 millones de euros.

BBVA realizó una emisión de bonos senior a tres años por importe de 1.500 millones (las peticiones alcanzaron los 2.000 millones) con un diferencial de 380 puntos básicos sobre el midswap. En el sector financiero también Banesto salió al mercado. Captó 500 millones con una colocación de cédulas hipotecarias a cuatro años, por las que pagó una rentabilidad de 395 puntos sobre la referencia.

Gas Natural, por su parte, hizo una emisión de bonos a siete años con un tipo de 485 puntos sobre el midswap, con la que percibió 800 millones. Iberdrola hizo lo propio con un paquete de eurobonos a cinco años por un total de 750 millones con un rendimiento de 375 puntos sobre el midswap. 

La apertura de esta ventana es un soplo de aire fresco para las empresas españolas, que en los últimos meses habían visto cómo se les cerraba el mercado prácticamente por completo, y habían empezado a tomar decisiones de gestión alternativas (como la eliminación del dividendo) para intentar reducir su deuda y poder hacer frente a sus vencimientos ante la imposibilidad de hacer nuevas emisiones para hacer frente a los vencimientos.

Noticias relacionadas

Lo más leído