“Las empresas de EEUU seguirán mejorando su ratio de dividendos en 2012 y 2013”


En la actualidad, muchas empresas grandes en EEUU tienen una parte muy importante de efectivo en sus balances. Esto merma la rentabilidad de las inversiones. No obstante, dadas las inciertas perspectivas de mercado, muchas empresas serán muy cautas a la hora de invertir. Iniciar una política de dividendos (o aumentando los dividendos), puede ser una alternativa, aseguran desde ING Investment Management. “Dado el nivel de liquidez que tienen, muchas empresas tienen los recursos para mantener sus dividendos incluso si caen sus beneficios”.

En un informe de Spotlight, la gestora holandesa asegura que muchas compañías han mejorado las expectativas de dividendos para el 2012 y 2013. Del mismo modo, “se espera que también mejoren los ratios de pago de dividendos. En comparación con los promedios históricos, estos ratios son aún bajos y por tanto se espera que aumenten considerablemente”. No conviene olvidar –recuerdan desde ING IM- que el año pasado un número record de empresas del S&P 500 comenzaron a pagar dividendos (ver gráfico). La última en hacerlo que ha tenido una gran repercusión ha sido Apple. 

 

 

 

 

En este sentido, la firma asegura que aprovechar esta tendencia es posible a través del ING Invest US High Dividend, fondo gestionado por Adour Sarkissian que  ha sido galardonado con el premio Morningstar al mejor fondo US Large Cap Equitiy en Holanda, el cuarto premio que ha conseguido este año al haber logrado el equivalente en Bélgica, Singapur y Hong Kong. Morningstar otorga los premios a aquellos fondos que consideran que han obtenido las mejores rentabilidades ajustadas al riesgo de su categoría, no sólo a un año, sino también a 3 y 5 años. 

 

El ING Invest US High Dividend es un producto diseñado para el largo plazo que tiene un sesgo de estilo valor en el que se prefieren las acciones que ofrecen elevados dividendos y estén infravaloradas por el mercado, indica la firma. “Además, se aplica una estrategia de mismo peso por valor en la cartera para aquellos valores con un perfil de capitalización de mercado similar. El estilo de inversión “contrarian” es la clave de la filosofía del fondo”. Un estudio reciente de Plyakha, Uppal and Vilkov demostró que en promedio, las carteras construidas bajo “mismo peso por valor” batían consistentemente a las estrategias ponderadas por precio y ponderadas por valor a largo plazo. 

 

Según explica el gestor, “el año pasado fue un buen año porque el fondo estuvo sobreponderado en bienes de consumo básico y del sector salud, e infraponderado en financieras, lo que aportó mucho alpha. Del mismo modo, la selección de valores bottom-up generó alpha adicional en 8 de 10 sectores”. Desde su lanzamiento en marzo de 2005, el ING Invest US High Dividend ha obtenido una rentabilidad relativa anualizada del 1,62%. “El carácter defensivo del fondo ofrece a los inversores protección ante las caídas de los mercados, pero también participación en las subidas”, aseguran desde la gestora. 

 

Puede consultar el informe completo sobre el fondo descargándose el siguiente archivo:

Profesionales