Las EAFI piden al nuevo año mercados propicios y crecimiento del negocio


Cuando empieza un nuevo año, todos hacemos nuestros propósitos de enmienda y nuestra lista de deseos para el ejercicio. La petición más demandada esta vez por los inversores es que se resuelva la crisis de deuda soberana y que los mercados vuelvan a la senda alcista, adelantando el crecimiento económico. La industria del asesoramiento financiero español también tiene deseos confesables, peticiones relacionadas con un negocio que esperan seguir viendo crecer y cuya evolución depende en gran parte de esos mercados. Por eso, las EAFI piden mercados propicios y crecimiento del negocio en 2013.

Guillermo Santos, director de iCapital EAFI, centraliza en un deseo, "que cada uno reciba el fruto que merece a su trabajo y esfuerzo", sus peticiones para el año. En concreto, pide tener “un año en el que los políticos ayuden más que compliquen en la evolución de los mercados financieros”, en el que las EAFI continúen incrementando los activos bajo asesoramiento y las entidades respeten las verdaderas intenciones de los inversores. También desea que se avance en el conocimiento de la figura y, desde el punto de vista normativo, en la transparencia sobre los ingresos de los distintos actores financieros.

Con respecto al futuro de la principal asociación de EAFI, que afronta elecciones presidenciales y de su consejo, pide que el resultado ayude a la “consolidación y defensa de los intereses del subsector del asesoramiento profesional independiente como pieza clave en la racionalización de los servicios de banca privada y asesoramiento financiero general en España”.

Las peticiones de Cristóbal Amorós Arbaiza, de la EAFI que lleva su nombre, también hablan de crecimiento del negocio y de transparencia. En primer lugar, pide "que el número de EAFI crezca en 2013 y la figura tenga un mayor peso y relevancia en el ámbito financiero". Para ello, demanda que los reguladores faciliten y ayuden al desarrollo de la actividad, eliminando aquellos requisitos y exigencias administrativas que nada aportan y sí complican ese desarrollo. "Que se potencie la transparencia y el control en las actividades del asesoramiento financiero, no utilizando el término de "independencia" de forma sesgada e interesada y la desaparición de aquellos miembros que no cumplan con unas estrictas normas de conducta y funcionamiento" son otros de sus deseos.

Los deseos de Javier Kessler, socio de Kessler & Casadevall Asesoramiento Financiero, se centran en ver en 2013 un sector en consolidación y crecimiento que ofrezca una salida a la restructuración del sistema financiero. Pide también que las entidades se den cuenta de la importancia de proteger al consumidor del riesgo de mercado mediante la oferta de un buen servicio.

Cambios normativos

También desea para este año cambios regulatorios y fiscales. En primer lugar, que se exima a las EAFI del pago del IVA, que considera “cantidad irrisoria que no compensa el incentivo que supondría su eliminación para el crecimiento de los profesionales del sector”. Y además, pide cautela a las autoridades regulatorias a la hora de legislar sobre la forma de cobro de las entidades. “Pediría que la regulación tenga en cuenta los negocios de todas las entidades que están cambiando el sistema y que tendrán dificultades si no encuentran los adecuados apoyos”, dice, esperando que la normativa avance paso a paso, y que tenga en consideración la realidad del sector.

Sobre el futuro de Aseafi, que él preside actualmente, pide que se convierta en un punto de referencia en el sector y en el que éste se apoye como “nicho de defensa”. En primer lugar, desea que las entidades se animen a asociarse, opinar y votar en el proceso electoral que le renovará del cargo junto a los consejeros en el primer trimestre del año, y que aumente el grado de involucración de los profesionales. “Es importante que haya candidatos reales que muestren su compromiso, diferentes propuestas plasmadas en candidaturas. Me gustaría que hubiera más involucración y movimientos de apoyo”, dice Kessler.

Los expertos también desean que las asociaciones trabajen juntas para representar debidamente al sector, voluntad que Aseafi y EAF, del Colegio de Economistas, que agrupan a la mayoría de las 92 entidades de asesoramiento que ya están registradas en la CNMV, ya han mostrado al iniciar un protocolo de colaboración para desarrollar e impulsar el sector del asesoramiento financiero en España. Así, las dos organizaciones se han comprometido a mantener una coordinación de sus actividades y al establecimiento de equipos de trabajo conjuntos, así como a elaborar un Código Deontológico que permita identificar los principios generales de buenas prácticas que todas las EAFI del sector deben cumplir.

Otro deseo es que no haya escándalos como en 2012, cuando Dracon Partners se dio de baja como EAFI después de que la CNMV le revocara la autorización al entender que no cumplía los requisitos. Y que el sector tenga una imagen justa, como creen que merece.

Profesionales

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído