Tags: Banca privada |

Las EAFI necesitan proveedores independientes


Desde la implantación de la Directiva Comunitaria, MIFID, de obligado cumplimiento en el sistema financiero español, mucho se ha hablado de la nueva figura regulada EAFI – Empresa de Asesoramiento Financiero Independiente. No me voy a entretener en la bondad de esta nueva regulación, que incrementa la protección del inversor obligando a las entidades financieras a adecuar su asesoramiento y los productos que contiene éste a cada perfil de riesgo del cliente además de profesionalizar todavía más el sector.

Esta nueva regulación ha dotado a este gremio – EAFI - de normas y garantías de funcionamiento suficientes para reforzar su imagen de independencia y seguridad ante la comunidad inversora. En países como Inglaterra, Suiza, Alemania, Estados Unidos… la figura del asesor financiero independiente tiene un peso muy importante y relevante dentro del sistema financiero y de gran eficiencia de cara al inversor final, muy al contrario de lo que sucede en España hasta ahora. Los profesionales independientes se encuentran ante una gran oportunidad, en un momento en el que la percepción del cliente obliga a las entidades a cambiar su modelo de negocio hacia una arquitectura abierta aunque son muy pocas las entidades financieras que de verdad pueden realizarlo; de hecho, se cuentan con los dedos de una mano dada su estructura de costes. De momento, una buena iniciativa ha sido la creación de la Asociación Española de EAFI que debería, entre otras cosas, preocuparse de dar a conocer su función cara al inversor final y dentro del sistema financiero además de ser único foro de interlocución con los reguladores.

Al mismo tiempo, esta apertura del mercado supone un reto importante, en el sentido de una mayor competencia entre asesores financieros, que hará necesario contar con las mejores herramientas para prestar el mejor de los servicios. Groso modo, el asesor independiente necesita conocimientos, producto, servicio y verdadera independencia ya que su cliente demanda estos conceptos.

Sin embargo, en un sistema tan bancarizado como el español, no es fácil encontrar una entidad que mantenga una filosofía de distribución abierta - no se limite a colocar exclusivamente productos – y se preocupe de las necesidades de los profesionales independientes para ayudarles a minimizar toda la carga administrativa y de servicio a sus clientes que todo negocio conlleva. Una cuestión que obliga a las EAFI a buscar una respuesta que no pase por trabajar con varias entidades porque, como negocio, ha de buscar la eficiencia y rentabilidad del mismo además de que dificultaría notablemente la labor de asesoramiento, la operativa de poder ejecutar (servicio que solicita también su cliente sin saberlo) o suscribir todo lo que el profesional independiente recomiende a sus clientes.  Al final, el inversor espera de su asesor no sólo el consejo sino “cerrar el círculo”, poder comprar o suscribir lo más fácilmente posible los productos que se le recomiende sin tener que acudir, como es normal, a diferentes entidades

Por lo tanto, un asesor financiero independiente (EAFI) debería buscar o tener alternativas de entidades financieras como principal proveedor (“prime broker”). En concreto, el profesional independiente trabajará con sus proveedores (banco necesariamente) porque le ofrezcan productos, servicios y la confianza que necesite . Para ello, deberá analizar cuatro premisas básicas:

Marca / Solvencia.  La entidad proveedora debe garantizar que el patrimonio de los clientes esté seguro, más en este entorno. Indudablemente ha de ser banco.

Independencia. Una entidad donde no existan conflictos de intereses y la alineación de intereses en la cadena de servicio cliente – asesor – entidad sea única y fluida.

Plataforma tecnológica. El cliente debe poder operar y ser atendido con total libertad de una forma totalmente transparente.

No concurrencia. La figura del EAFI debe ser estratégica para la entidad siendo ésta su verdadero cliente.

 

Jose Luis Blázquez V. es Director Red Independiente y Desarrollo de Negocio de Inversis Banco y ponente del encuentro de Family Office y EAFIs de iiR España