Las dudas sobre la recuperación reducen el apetito por el riesgo en febrero


El exceso de optimismo de enero ha quedado atrás y los inversores se preparan en febrero para hacer frente a un panorama que indica una recuperación más contenida en Europa y China y que obliga a replantearse el apetito por el riesgo, según indica la encuesta de gestores de BofA Merrill Lynch de este mes. En el asset allocation también hay cambios: en febrero, el 33% de los encuestados estaban sobreponderados en acciones, muy por debajo del 52% en enero, mientras el 12% sobreponderó la liquidez frente el 8% de infraponderación en enero, el nivel más alto desde junio de 2009.

El exceso de optimismo de enero ha quedado atrás y los inversores se preparan en febrero para hacer frente a un panorama que indica una recuperación más contenida en Europa y China y que obliga a replantearse el apetito por el riesgo, según indica la encuesta de gestores de BofA Merrill Lynch de este mes. El estudio, en el que participan 200 profesionales que gestionan en conjunto activos de 500.000 millones de dólares, muestra un retroceso de los indicadores de crecimiento y riesgo: así, la proporción de inversores que esperan que la economía se recupere en los próximos 12 meses cayó desde el 72% de enero al 51%, unas perspectivas que hacen pensar en subidas de tipos más lejanas y alimentan la aversión al riesgo, reflejada en un incremento de los balances de liquidez desde el 3,4% hasta el 4% de media.



“Los inversores se preguntan si se trata de una pausa en el crecimiento o una tendencia reversible y creemos que se trata de lo primero”, explicó Gary Baker, jefe de renta variable europea de BofA Merrill Lynch Global Research. “Las preocupaciones sobre la deuda gubernamental del continente y la tirantez china han dejado el optimismo sobre la recuperación del dólar americano en niveles no vistos en 10 años y a los bancos como el sector menos atractivo”, explica el jefe de estrategia de renta variable global, Michael Hartnett. De hecho, más de la mitad de los encuestados, el 53%, infrapondera el sector, frente al 16% de enero.

Según la encuesta, el sentimiento de febrero está marcado por tres claves: las expectativas de crecimiento en China se desplomaron desde el 51% al 7%, el nivel más bajo desde marzo de 2009, la aversión hacia el sector bancario y el optimismo en el dólar. De hecho, un cambio en estas tres áreas supondrían una señal que indicaría el final de la corrección.



Esta situación ha tenido consecuencias en el asset allocation: en febrero, el 33% de los encuestados estaban sobreponderados en acciones, muy por debajo del 52% en enero, mientras el 12% sobreponderó la liquidez frente el 8% de infraponderación en enero, el nivel más alto desde junio de 2009. También mejoró la percepción de los bonos, desde una infraponderación del 49% en enero hasta el 39% en febrero. Con todo, los inversores aún prefieren sectores de crecimiento como tecnología, energía y compañías industriales. En cuanto a regiones, Europa es la que menos gusta.

Lo más leído