Las dos propuestas de J.P.Morgan AM para aprovechar la recuperación europea


Si hay una palabra que se repite cuando Patrick Vermeulen (en la imagen, a la derecha) habla de Europa, esa es ‘recuperación’: recuperación de la economía europea, de los países periféricos, de los beneficios de las empresas europeas y de los balances corporativos.

El cogestor del JPM Europe Focus Fund (fondo de renta variable europea que cuenta con cuatro estrellas Morningstar) compartió sus perspectivas para el mercado europeo durante un evento organizado recientemente por J.P.Morgan Asset Management en Madrid. “Todos los indicadores apuntan hacia un repunte de la actividad económica y el sentimiento de los consumidores. Incluso el consumo de la eurozona se ha recuperado: es cierto que no es fantástico, pero al menos ya no lastra el crecimiento”.

Un crecimiento que Vermeulen ve consolidado en el Viejo Continente pero que, en su opinión, se mantendrá bajo. Por eso resulta esencial apostar por los valores ganadores mediante un cuidado proceso de selección, como el que lleva a cabo en el fondo que cogestiona junto con Beltran Lastra, que sigue un enfoque de inversión long-only basado en ideas de convicción con el que ha conseguido batir al MSCI Europe en más de un 60% en los últimos cinco años.

Lo que diferencia a nuestro fondo del resto”, explica Vermeulen, “es el excepcional equipo humano con el que contamos −16 reconocidos analistas sectoriales con una experiencia media de 20 años− y nuestro proceso de análisis, que no solo tiene en cuenta factores cuantificables como el valor intrínseco, la calidad o los catalizadores, sino que es capaz de identificar también todo aquello que no capturan los números para construir una cartera de convicciones compuesta por entre 50 y 100 valores con un fuerte potencial de rentabilidad absoluta”.

El gestor reconoce que las acciones europeas ya no están tan baratas como antes “aunque las valoraciones siguen resultando atractivas en términos históricos y en comparación con Estados Unidos” pero cree que en este momento del ciclo existe un gran potencial de crecimiento de beneficios, “el catalizador que necesita Europa y que creemos que se producirá a partir del tercer trimestre de 2014, cuando las empresas europeas no se vean tan perjudicadas por el tipo de cambio del euro y Europa registre un mayor crecimiento”.

Estrategia long/short para controlar mejor el riesgo

Paul Shutes (en la imagen, a la izquierda), Client Portfolio Manager del equipo de renta variable europea de J.PMorgan Asset Management, también cree que las bolsas europeas siguen ofreciendo recorrido pese a los avances registrados –el MSCI Europe ha ganado un 163% desde que la Reserva Federal pusiese en marcha la primera ronda de expansión cuantitativa en marzo de 2009. Sin embargo, Shutes apuesta por combinar posiciones largas y cortas, “una estrategia que, al contrario de lo que muchos piensan, permite generar más rentabilidad con menos riesgo, ya que permite cubrir activamente las apuestas sectoriales o geográficas”.

De hecho, el control del riesgo es, para el experto, el aspecto más destacado del JPM Europe Equity Plus Fund, uno de los fondos superventas de la casa estadounidense, gestionado por Michael Barakos, director de inversiones de renta variable, y Nicholas Horne, jefe de análisis, y distinguido con cinco estrellas Morningstar.

Pero el fondo no solo usa posiciones cortas como protección, sino que es capaz de ganar dinero con ellas: “Aproximadamente el 20% del presupuesto de riesgo de la cartera corresponde a las posiciones cortas, que sin embargo generan cerca del 30% de la rentabilidad”, señala Shutes.

“Los gestores del fondo se centran en identificar los valores que lo harán bien o mal, no en adivinar qué sectores o regiones lo harán mejor”, explica Shutes. Así, la estrategia permite maximizar la exposición a las mejores ideas y minimizar los riesgos al ampliar el universo de inversión.

“Todo el mundo busca acciones de calidad con valoraciones atractivas y momento positivo para batir al mercado”, apunta el experto, “pero la diferencia está en cómo lo traduces en tu cartera, porque hay muy pocos valores que exhiban esas tres características al mismo tiempo. La estrategia del fondo nos permite crear una cartera que se parece mucho a la acción perfecta: de calidad, más barata que el mercado y con más momento”, concluye.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído