Las dos lecciones que hemos aprendido de la crisis griega


Los mercados seguirán muy de cerca la reunión que a finales de la semana mantendrán los miembros de la eurozona, prestando especial atención a la aprobación de nuevas medidas que permitan una resolución de la crisis. Así al menos lo creen desde UBS Global Asset Management, quienes consideran que existen sobre la mesa dos propuestas que parecen estar contando con el favor de los políticos: la creación de un fondo de Redención que permita aliviar la situación de países como España y un manejo más flexible de los fondos correspondientes al Mecanismo Europeo de Estabilidad (ESM).

En un informe publicado por Joshua McCallum y Gianluca Moretti, del equipo de renta fija de la entidad suiza, estos expertos consideran que “ambas propuestas implican un mayor grado de mutualización de la deuda, lo que hace probable que Alemania sólo acepte este acuerdo si viene acompañado de una mayor integración fiscal y política de la eurozona”. Y es que, según reconocen tanto McCallum como Moretti, “la evolución de la crisis de deuda que atraviesa la región ha dejado claro que la sostenibilidad fiscal y la viabilidad política del proyecto del euro se han convertido en dos caras de la misma moneda”.

En este sentido, desde la gestora consideran que la experiencia griega nos ha enseñado dos lecciones muy importantes. “La primera es que un país puede pre-comprometerse con un plan de consolidación fiscal, pero luego no cumplirlo, bien sea por falta de voluntad política o porque algunas de las condiciones asumidas no se habían materializado, como por ejemplo que su economía volviese a entrar en una senda de crecimiento”. La segunda lección, según UBS Global AM, sería que la amenaza de ser expulsados de la eurozona no resulta creíble, puesto que “una vez que a un socio se le han prestado miles de millones de euros, es muy difícil y costoso dejar de apoyarle”.

Lo más leído