Las cuatro recomendaciones de EFAMA para mejorar la supervisión y el análisis del riesgo de apalancamiento en los fondos


La Asociación Europea de Fondos y Gestión de Activos (EFAMA) y la Asociación Internacional de Mercados de Capitales (ICMA) han publicado conjuntamente un documento en el que analizan cómo y por qué se utiliza el apalancamiento en los fondos de inversión en Europa, cómo las gestoras abordan en la práctica los riesgos relacionados con este asunto y las herramientas técnicas utilizadas para medir el apalancamiento y hacer una gestión más eficiente de su cartera.

El informe aborda el tema del apalancamiento, ya que forma parte importante de la preocupación regulatoria internacional sobre el riesgo sistémico en los fondos de inversión. Explora y describe cómo el régimen legislativo europeo, en particular los marcos legislativos de UCITS y AIFMD, pero también otras normas de EMIR, ofrecen un marco sólido para abordar los riesgos relacionados con el apalancamiento en los fondos de inversión.

El informe también presenta una serie de recomendaciones para mejorar la supervisión y el análisis del riesgo de apalancamiento. Concretamente cuatro:

1. Los estándares regulatorios que se aplican actualmente en el marco de la UE podrían formar la base para desarrollar un conjunto de parámetros que permitan medir el apalancamiento y el riesgo a nivel mundial. Esto permitiría obtener información importante sobre las exposiciones de un fondo, ya que no existe ningún parámetro que refleje todos los riesgos relativos a la naturaleza, el tamaño y las característicias de los activos y estrategias subyacentes de un fondo.

2. Simplificar más las metodologías empleadas en todo el mundo para calcular el apalancamiento y el riesgo. En este sentido, los reguladores deberían basarse en el régimen regulatorio actual de la UE.

3. Si es necesario, podrían plantearse modificaciones y actualizaciones de estas metodologías y, en concreto, de las directrices del CESR (Comité de Supervisores Europeos de Valores) de 2010, a partir de las mejores prácticas observadas a nivel de la UE.

4. El intercambio de datos públicos entre reguladores resulta esencial y debería mejorar tanto dentro de la UE como a nivel mundial, ya que facilitaría que los reguladores puedan evaluar mejor los riesgos relativos a los fondos de inversión tanto en Europa como en el resto del mundo.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído