"Las compañías familiares están mejor capitalizadas y menos apalancadas que sus rivales"


Las empresas cotizadas europeas dirigidas por clanes familiares consiguen mejores resultados y logran incluso aumentar cuotas de mercado en un entorno hostil. La inversión y la innovación garantizan que conseguirán beneficios a pesar de los actuales problemas económicos. Así lo afirma Birgitte Olsen, gestora del BB Entrepreneur Europe, fondo que sólo incluye en la cartera empresas cotizadas en las que el fundador o su familia aún conservan una participación sustancial en el accionariado. “Normalmente, esta clase de compañías se encuentran mucho mejor capitalizadas y menos apalancadas que sus competidoras. Esto significa que cuentan con el capital necesario para innovar, incluso en tiempos difíciles”.

Según explica la experta, el gran rebote de los tres últimos meses ha estado encabezado por el sector financiero, con una subida que superó el 20%. Aunque no existen muchas compañías de este tipo en el sector financiero, el BB Entrepreneur Europe ha subido un 16% en lo que va de año, un comportamiento que está por encima del índice Stoxx 600. "Nuestra rentabilidad ha sido superior a la del índice en los periodos de un año, tres años y desde nuestro lanzamiento en abril de 2009. Es cierto que, al igual que muchos cíclicos, las compañías familiares recibieron un castigo excesivo durante el mercado bajista, sobre todo en el sur de Europa. En 2011 estábamos rezagados con respecto al mercado, pero la rentabilidad mejoró después de la subida de agosto”.

En su opinión, el panorama ha cambiado. “Desde mayo, iniciamos un movimiento desde títulos de crecimiento visible que se estaban encareciendo hacia títulos de valor como Fiat. Su valoración se encontraba en un nivel similar al que tenía antes de la compra de Chrysler.  Ahora se trata de una empresa más grande e internacional que está consiguiendo buenos resultados en Brasil y Estados Unidos. La mayoría de esta clase de compañías reflejan balances sólidos. Aumentan su cuota de mercado y se benefician de su condición de último superviviente después del fracaso de otras empresas", afirma.

En algunos casos, Olsen cree que las valoraciones de las compañías familiares suelen responder al sentimiento más que a los fundamentales. “Europa y el euro han provocado una gran inquietud, pero las propias compañías familiares y sus equipos directivos han generado menos preocupación. La renta variable europea aún no ha llegado a sus máximos, mientras que el S&P500 se encuentra en su punto más alto de los últimos cinco años”. En este sentido, la experta cree que las recientes medidas políticas y la actuación de los bancos centrales parecen más firmes, más visibles y consistentes, y el sentimiento está cambiando.

Eso sí: cada empresa es un mundo. “Seguimos pensando que el crecimiento de los beneficios del consenso en 2013, del 10,4% para el Stoxx 600, excluido el sector financiero, es demasiado alto. El avance será irregular y los márgenes y tasas de crecimiento recibirán presiones de diferentes procedencias. Sin embargo, esto no significa que no existan oportunidades en esta clase de compañías, sino que es necesario elegirlas bien”, asegura la gestora de Bellevue Asset Management.

¿Apuestas españolas?

En la actualidad, desde la gestora reconocen mantener exposición únicamente a un solo valor español: Ferrovial. Por otra parte, en Italia creen que existen muchas opciones.  “Hemos mantenido posiciones en Pirelli desde 2009 y sus resultados son positivos. El crecimiento en neumáticos de gama alta es mucho más visible en 2012”. En términos generales, Olsen afirma que las empresas globales están teniendo buenos resultados. “Las compañías especializadas están consiguiendo unos resultados excelentes. Nos resulta particularmente atractiva la alemana Gerry Weber, una empresa de distribución mayorista de moda que está entrando en el mercado minorista”.

Profesionales

Noticias relacionadas

Lo más leído