Las comisiones de control de planes de empleo descartan por ahora los productos de ciclo de vida


En la III Convención Anual de Towers Watson para Comisiones de Control de Planes y Fondos de Pensiones, donde se debatió sobre la innovación de este tipo de vehículos en España, una de las dudas de los asistentes era si el incipiente nacimiento de planes con ciclo de vida iba a convertirse en una propuesta habitual en el resto entidades.

El consenso fue absoluto entre los ponentes del panel de presidentes de Comisiones de Control de los planes de pensiones de empleo de Unicaja, Grupo Santander, Ferrocarrils de Barcelona y Hidrocantábrico. Desde el punto de vista del presidente de este último, Pedro del Rosal, la legislación actual es muy rígida y no permite crear perfiles diferentes para los diferentes partícipes, y a corto plazo, no cree que esto vaya a cambiar. Por ello, los planes con ciclo de vida, “lo único parecido que existe”, son para él, “la solución menos mala”.

En este sentido, cree que “puede resolver las inquietudes de los partícipes”, aunque por otro lado, sería fundamental que primero estos entendieran su funcionamiento. Por tanto, deberían abrir una consulta, por ahora no prevista.

Antonio Ruiz, presidente de la Comisión de Control del plan de pensiones de empleo de Ferrocarrils de Barcelona, considera que hay que buscar fórmulas y esta puede ser una de ellas. Sin embargo, se muestra escéptico de que sea la mejor opción ya que “por ser joven, no significa que quiera invertir más en renta variable, o al contrario”. Por otra parte, apoya a del Rosal a que, en este tipo de productos, es básico la información que le das al partícipe.

En este contexto, Antonio García, presidente de la Comisión de Control del plan de pensiones de empleo de Unicaja, comenta como “si el plan tiene una rentabilidad buena, esto ni se plantea”. “En dos o tres años, puede ser un punto a debate en nuestro plan”, añade. Asimismo, concluye, le parece en principio una buena solución - sobre todo en este entorno- y de las pocas que ofrece esta legislación.

Tampoco se descarta en un futuro en el caso del plan de pensiones de empleo del Grupo Santander, pero “por las características de nuestro plan”, explica Angeles Balue, miembro de la Comisión de Control, “no lo tenemos encima de la mesa”.

Carácter conservador

Balue pone en situación e indica como el nacimiento del plan del que es miembro de la Comisión se produce justo al principio de la crisis, lo que marca el carácter conservador al propio fondo, cuya distribución entre renta fija y renta variable es del 80% y el 20%, respectivamente. Este producto, concreta, ha ido tomando cuerpo a lo largo de los años, principalmente por la incorporación al mismo de otras empresas del grupo (Banesto), algo que les ha permitido tomar decisiones en la cartera.

Como Balue señala, en el entorno económico actual, se está buscando rentabilidad frente a los tipos de interés bajos del momento, al mismo tiempo que se están mejorando las estrategias de cobertura. “Hemos incorporado mayor variedad de activos - high yield, retorno absoluto-, lo que nos lleva a incrementar la capacidad de asumir riesgo”, subraya.

Por otra parte, también han variado la forma de construir la cartera, dando mayor espacio a fondos de terceros para invertir en ciertos activos. Estudian también estrategias para incluir en cartera como smart beta y activos alternativos (capital riesgo e inmobiliario).

El ampliar el universo de inversión es algo que también se plantean desde el plan donde del Rosal es presidente de la Comisión de Control. En su caso, remarca como el cambio de integrantes de su Comisión, hasta hace años únicamente formado por sindicatos, ha permitido dar un enfoque distinto al producto y tomar decisiones con una solidez adecuada.

Respecto a las alternativas de inversión para el año que viene, considera que “estamos en un punto inflexión” y tendrán que empezar a “hacer cosas nuevas”. Misma opinión que mantiene Ruiz, presidente de la Comisión de Control del plan de pensiones de empleo de Ferrocarrils de Barcelona, que reflexiona que hacer con la exposición a la deuda pública española, activo principal de los últimos años.

Sin embargo, recuerda que el dinero y el capital del fondo no es de ellos, por tanto deben mantener su política conservadora de 85% en renta fija y 15% en renta variable. Porcentajes similares mantienen en el plan donde García es Presidente de la Comisión, aunque en su caso están pensado realizar pequeños cambios en la exposición, subir del 20% al 70% en bolsa, así como introducir activos alternativos (con un límite del 5%). En definitiva, “un poco más de renta variable y algo de alternativos” en un plan cuyo planteamiento de origen es “no perder dinero”.

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído