Las claves de 2011, según Efama


La asociación europea de fondos de inversión, Efama, destaca tres claves que han marcado 2011. Se trata del crecimiento del negocio de los fondos transfronterizos, la aversión al riesgo disparada por la incertidumbre económica sobre todo en la segunda mitad del año y el fuerte crecimiento del patrimonio de los fondos en comparación con la última década.

 

En primer lugar, la asociación destaca la continuidad del crecimiento del negocio transfronterizo de fondos de inversión. Así, la cuota de mercado de Luxemburgo e Irlanda en la industria UCITS se incrementó hasta el 45,8% a finales de 2011, frente al 43,9% de un año antes. Las suscripciones netas en los fondos domiciliados sólo en Irlanda tuvieron récord y ascendieron a 62.000 millones de euros.

 

En segundo lugar, la incertidumbre económica global disparó la aversión al riesgo en la segunda mitad del año. Los eventos geopolíticos y la revisión a la baja del crecimiento dispararon la volatilidad de los mercados y provocaron fuertes salidas de los mismos, sobre todo en los fondos de renta variable.

 

En tercer lugar, y pese a la caída de los activos del último año, Efama destaca el crecimiento de la última década, pues los activos de los fondso, tanto regulados como no, pasaron de los 4,6 billones de euros de 2001 a los 7,9 de finales de 2011. En total, un crecimiento del 72% en 10 años y el 28% por encima de los mínimos de 2008, cuando estalló la crisis.

 

“Los activos representan el 63% del PIB de la UE a finales de 2011, lo que confirma la contribución de los fondos de inversión como vehículos financieros que captan capital de los inversores tanto retail como institucionales y proporcionan financiación a otros sectores, incluidas las instituciones financieras, corporaciones no financieras y agencias gubernamentales”, dice Peter de Proft, director general del organismo.

Empresas

Lo más leído