Las cinco temáticas de inversión que BNP Paribas WM aconseja para la nueva normalidad


Aunque el entorno seguirá marcado por la incertidumbre a corto plazo, desde BNP Paribas Wealth Management creen que va a haber una recuperación progresiva de la actividad económica en el segundo semestre, que continuará durante el año que viene. En ese sentido, “es importante buscar oportunidades para aumentar las posiciones de renta variable en caso de que los precios bajen”, ha asegurado Silvia García-Castaño, responsable de gestión de activos de BNP Paribas Wealth Management España.

Así, aunque desde la entidad seguirán haciendo una asignación por tipo de activos, han seleccionado cinco temáticas que ofrecen, en su opinión, una atractiva oportunidad de inversión ante la nueva realidad post COVID-19: compañías de calidad, soluciones defensivas, desglobalización, digitalización e innovación tecnológica e innovación en el sector sanitario. Las tres últimas más centradas para inversores más arriesgados y de medio plazo.

¿En qué mercados se encuentran estas oportunidades? Castaño señala tres mercados relevantes: EE.UU. que piensan va a continuar teniendo un recorrido y “no cabe duda que todo lo que tiene que ver con innovación tecnológica está muy centrado aquí”; los mercados emergentes, que están en crecimiento y donde están más positivos en Asia que Latinoamérica; y Europa, que “cotiza muy atractiva por valoración, aunque tenga que afrontar algunas dificultades políticas”, ha matizado.

Compañías de calidad

La crisis sanitaria ha reavivado el interés por este tipo de empresas y desde BNP Paribas WM creen que seguirán viéndose favorecidas en un mundo dominado por muchas incertidumbres y grandes cambios estructurales. “En un entorno de crecimiento económico bajo y vulnerable a los shocks se producen cambios para el consumidor y la empresa”, ha dicho Castaño.

Son empresas con un alto ROE, bajo apalancamiento y reducida variabilidad de su beneficio. Tienen un buen comportamiento en fases avanzadas del ciclo y ante recesiones y realizan una inversión significativa en I+D. Suelen pertenecer al sector farmacéutico y tecnología. La experta aconseja aproximarse a este tipo de empresas a través de acciones, fondos o gestión alternativa donde haya un sesgo en sus procesos de inversión.

En cuanto a su cotización, Castaño reconoce que las valoraciones son altas pero alerta de que “estas compañías siempre cotizan a prima” y en su opinión “seguirán en estos niveles”.

Diversificadores defensivos

Dejan hueco a este tipo de empresas en cualquier cartera equilibrada en función del perfil de cada inversor. Desde BNP Paribas WM prevén que los tipos seguirán bajos durante los próximos años y, en la búsqueda de rentabilidad, aconsejan a los inversores moverse hacia otro tipo de activos intentando limitar el riesgo.

Citan los bonos de alto grado de inversión, la deuda subordinada (bonos gobierno americano a corto plazo) y los bonos verdes emitidos por compañías americanas. Añadiendo algo más de riesgo, consideran que son interesantes los bonos emergentes corporativos en dólares y de gobiernos en divisa local. Dando un paso más, hablan de préstamos de deuda de empresas europeas, que cotizan a tipo de interés variable y en un entorno de subidas de tipos ofrecen protección, pero hay que vigilar la liquidez. Adicionalmente, citan las inversiones alternativas ligadas a temas global macro (fondos que invierten en tendencias globales que se ven beneficiados por la descorrelación) o long/short equity, que se verían beneficiados por la dispersión sectorial que ven. Por último, estrategias event driven y productos estructurados.

Desglobalización

“No cabe duda que esta pandemia ha acelerado estas temáticas”, ha subrayado Castaño. El COVID-19 ha puesto de manifiesto que ha habido una disrupción en cuanto a las cadenas de suministro de determinados bienes. Por este motivo, creen que va a haber una regionalización o relocalización de nuevos centros de bienes manufactureros en Asia, Taiwán y Corea del Sur. Zonas que señala como posibles oportunidades de inversión. En ello hay que tener en cuenta también los posibles beneficiados tanto en EE.UU. como en Europa.

Por último, ha señalado que “seguiremos en un contexto de volatilidad, donde vamos a seguir viendo shocks y esta desglobalización introduce también riesgos y retos, por lo que hay que introducir protecciones en las carteras”. Lo que más recomiendan es el oro, el yen y el dólar en momentos de estrés. Para invertir en todas estas temáticas invertirían en acciones siendo selectivos, a través de fondos en zonas como Corea del Sur o Taiwán, en acciones en directo en compañías europeas del sector industrial, fondos o ETF que puedan invertir en estas cuestiones.

Innovación 5G e inteligencia artificial

Dos temáticas de largo plazo que ven muy reforzadas después de esta pandemia son la innovación en 5G y la inteligencia artificial. Hay oportunidades en muchos temas a lo largo de la cadena de valor, ha continuado, con acciones en compañías de internet de las cosas, industria 4.0, cloud computing o big data. También ha citado los equipos y suministros de redes, fabricantes de semiconductores, antenas, torres o proveedores de software.

Según BNP Paribas WM, la inteligencia artificial va a salir reforzada, con acciones en compañías que se beneficien en IA en tecnología, media, operadores de telecomunicaciones, bienes de consumo, servicios financieros o sector farmacéutico. Recomiendan invertir a través de fondos de inversión temáticos y a través de fondos de gestión alternativa que puedan invertir en estos sectores pero con una visión de retorno absoluto.

Innovación en el cuidado de la salud

Por último, la última gran tendencia que siguen viendo tiene que ver con la innovación en salud. No solo señalan a las compañías farmacéuticas sino también otra parte del sector. Dentro de investigación y desarrollo: acciones en equipos médicos, laboratorios, diagnósticos y tratamientos; también equipos y tratamientos médicos: acciones de empresas que inviertan en robots, biotecnología, tratamientos personalizados, implantes de nueva generación, detección de patologías; por otra parte, prevención, higiene o pruebas; y mejoras y eficiencias de centros sanitarios.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído