Las cinco recomendaciones de BlackRock para tener una cartera dinámica y diversificada


El mundo de la inversión actual es el de las bajas rentabilidades, crecimiento económico errático y el de unos mercados hiper-conectados. Los inversores han aprendido por las malas que el tradicional mix de acciones y bonos ofrecen pocas oportunidades de generar los retornos que necesitan. Si bien esta nueva complejidad plantea nuevos retos a superar y riesgos a evitar, también sirve para crear nuevas oportunidades. Así pues, en esta situación, “¿qué puede hacer el inversor con su dinero?”, se preguntan desde BlackRock.

 

En un artículo publicado en su página web, la gestora asegura que hoy en día las carteras deben ser más dinámicas –suficientemente flexibles para adaptarse rápidamente a los cambios del mercado- y más diversificadas que antes. Esta nueva diversificación debe salvar las diferencias entre las distintas clases de activos, mercados globales, estilos de inversión y horizontes temporales, así como los distintos perfiles de riesgo. “Comúnmente se cree que el asset allocation tiene un mayor impacto en los retornos que la habilidad de aprovechar el momentum del mercado o el stock picking”, señala la firma.

 

Pero… ¿qué hay que tener en cuenta a la hora de elaborar una cartera dinámica y bien diversificada? BlackRock ofrece cinco acciones prácticas a tener en cuenta, entre las que se hallan repensar el coste que tiene el mantenerse en efectivo, la búsqueda de rentabilidades que permitan batir a la inflación, abrirse a las alternativas de inversión (como estrategias long/short, commodities y real estate), hacer una gestión activa de la cartera y ampliar el horizonte de la inversión más allá de la edad de jubilación.
 

Empresas

Lo más leído