Las cinco grandes tendencias que impulsarán el crecimiento de los productos cotizados en Europa


Hasta ahora, la industria de productos cotizados ha experimentado un crecimiento exponencial. En Europa, los activos invertidos en esta clase de activos alcanzaron un nuevo récord de 387.000 millones de dólares a comienzos de año. Pues bien, el sector de los productos cotizados podría doblar su tamaño en Europa en cinco años, hasta los 900.000 millones de dólares. Así lo prevé Mark Wiedman, director mundial de iShares, la plataforma de fondos cotizados (ETF) de BlackRock, quien detecta cinco grandes tendencias que contribuirán a impulsar el crecimiento de los productos cotizados en Europa.

La primera: cambios en la dinámica de distribución. “Las modificaciones en el método de distribución de los productos financieros están incrementando el número de inversores particulares que se decanta por los productos cotizados. Los asesores financieros europeos adoptan cada vez más un modelo de asesoramiento por comisiones, que tiende a priorizar productos eficientes y de bajo coste, como es el caso de los ETP. Este cambio ha sido impulsado por las autoridades reguladoras del Reino Unido, Países Bajos y Suiza, así como por factores más generales del mercado en Alemania e Italia”.

Segunda tendencia: un mayor desarrollo y utilización de cuentas wrap (cuentas de gestión con comisión fija). “Los proveedores están empezando a concebir más productos de asignación de activos y cuentas wrap estructuradas basadas en ETP. Esto permite a los asesores financieros acceder a los productos cotizados del mismo modo en que acceden a algunos fondos de inversión colectiva y los convierte en una opción cómoda para los inversores particulares europeos”.

Tercera: la mayor adopción de productos cotizados por parte de clientes institucionales. “Las gestoras institucionales recurren cada vez más a los productos cotizados para aplicar decisiones de inversión en carteras de gestión activa, pasiva y mixta”. En este sentido, los últimos análisis de iShares sugieren que, en los últimos tiempos, la cantidad de ETP en manos de algunas de las mayores gestoras de activos internacionales ha aumentado en más de un 30 % anual.

Cuarta: una revolución en los productos de renta fija. “Desde 2007, los productos de renta fija se han convertido en un activo muy poco líquido y el diferencial entre el precio de compra y de venta de la renta fija ha alcanzado niveles sin precedentes, especialmente en las grandes transacciones. Ahora, la negociación de productos cotizados de bonos puede resultar más económica que la negociación de bonos subyacentes”. Los productos cotizados de renta fija son relativamente novedosos en Europa, aunque el interés de los inversores va en aumento y iShares cree que esta tendencia seguirá su curso a medida que los inversores vayan familiarizándose con ellos.

Quinta y última tendencia: mejoras en la infraestructura del mercado. “Existen actualmente numerosas iniciativas de mejora de la infraestructura del mercado que potenciarán la eficiencia y dispararán el atractivo de los productos cotizados. Entre estas iniciativas, se encuentran los esfuerzos por conectar la liquidez entre los fragmentados centros de negociación en Europa, lo cual permitirá acceder a mejores precios y optimizará la transparencia y el intercambio de información sectorial sobre los ETP”, asegura Wieman. Así, según el experto, el crecimiento del sector de los productos cotizados tiene mucho más recorrido.

“En comparación con el tamaño de mercado de otros vehículos de inversión —en segmentos como los valores, los fondos de inversión colectiva y los derivados—, los ETP tienen un gran margen de crecimiento, incluso en mercados más maduros como el europeo y el estadounidense”. En su opinión, es una época muy emocionante tanto para los inversores como para los proveedores. “Tradicionalmente, el sector europeo de los productos cotizados se ha considerado el hermano pequeño del mercado estadounidense, aunque no por mucho más tiempo. Los inversores europeos están empezando a ver los ETP como un vehículo de inversión común, principalmente porque están desapareciendo algunas de las limitaciones estructurales que los hacían menos accesibles a los inversores”.

Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído