“Las cifras macro distan de ser las adecuadas para retirar los estímulos monetarios”


Desde que hace dos semanas la Fed dejara entrever la posibilidad de que vaya a retirar los programas de relajación monetaria que ha llevado a cabo en los últimos años, el mundo se ha dado la vuelta. Las inversores huyen de la renta fija buscando cobijo y la volatilidad se ha desatado. “El año pasado era sobre el riesgo sistémico, esta año es el miedo a que desaparezca la liquidez del mercado y eso es lo que está provocando la alta volatilidad en el mercado de renta fija de las últimas semanas”, explica David Ardura, gestor del Gesconsult Renta Fija Flexible. “Las expectativas de inflación todavía están bajas pero los estímulos monetarios van a tener que seguir un poco más en el mercado porque las cifras macro distan de ser las adecuadas para retirarlos. Así que la Fed va a tener que contemporizar sus declaraciones”.

La inmensa liquidez que hay actualmente en el mercado ha provocado que muchos activos de renta fija estén inmersos en una burbuja pero Ardura cree que sigue habiendo oportunidades (por ejemplo en el 5-10 años español) pero la clave, dice, es ser selectivo. “El mundo hacia el que vamos va a exigir de fondos más flexibles que permitan que te adaptes a las distintas coyunturas”, dice. “Por ejemplo, en el momento actual hay mucha disparidad, la pendiente de la curva es muy distinta entre los países y activos, lo que hace que sea necesaria una gestión muy activa de las carteras”.

En España, cree que hay puntos de mejora evidentes en los últimos tiempos pues, dice, “se ha pasado de cifras horribles a cosas que ya no son brotes verdes sino realidades como la mejora de la competitividad o de la balanza exterior. Los fundamentales son mejores que hace un año y ya no son sensaciones sino realidades”. No descarta, no obstante, que pueda ser necesario pedir el rescate a la Unión Europea puesto que cree que “no se puede sobrevivir mucho tiempo con un coste de financiación del 6%”.

“La clave es conseguir que baje el tipo de interés en España para poder tener una recuperación a largo plazo, pero el gran lastre es la alta deuda del país”, explica. En todo caso, cree que el riesgo sistémico que se percibía el año pasado y el peligro de la ruptura del euro ya han pasado y ahora toca esperar a una pronta recuperación. Ardura cree que la inflación llegará antes o después, pero considera que será el reverso negativo de una cosa positiva como será el crecimiento que, espera, se comience a ver en el medio plazo.

Fondo flexible

El Gesconsult Renta Fija Flexible es un mixto de renta fija que puede llevar la inversión en renta variable hasta el 30% y que invierte donde más potencial encuentra el gestor en cada momento. Tiene flexibilidad para gestionar la duración del fondo y la calidad de la deuda en cartera tiene que ser alta, si bien puede invertir hasta un 25% en deuda con calificación dos escalones por debajo del rating de España.

El fondo ha crecido en el año un 52% en activos, hasta los 55 millones de euros y registra una rentabilidad a un año del 4%. “Este tipo de fondos te permite capitalizar los momentos buenos de la renta variable y preservar patrimonio con la renta fija”, explica el gestor. “Nuestra premisa es preservar el capital y mantener la volatilidad por debajo del 3%”.

Ardura ha ido adaptando la cartera del fondo a cada momento de mercado, de manera que, por ejemplo, entre 2005 y 2008 tuvieron duraciones cortas y más valores en renta variable (llegaron al 30% máximo permitido) mientras que entre 2009 y 2013 estuvieron posicionados al contrario, reduciendo al mínimo su inversión en bolsa y manteniendo la cartera en deuda a largo plazo.

En los últimos meses, el gestor también ha variado la cartera considerablemente. Tras las palabras de Mario Draghi en julio del año pasado (momento en el que, según Ardura, el mundo cambió ya que se redujeron las posibilidades de un riesgo sistémico) apostó por deuda con duraciones largas, especialmente de los países periféricos.

Recientemente, ha incrementado la liquidez en cartera hasta el 20% y ha reducido la duración de más de 4 a 2,5. Además, ha bajado la exposición a renta variable hasta el 10% actual.

Para la parte de la cartera que invierte en renta variable Ardura selecciona los títulos apoyándose en el equipo de bolsa de Gesconsult y actualmente tiene posiciones en bolsa de Europa central buscando una rentabilidad distinta de la que le ofrece la renta fija en cartera, que tiene invertida principalmente en periféricos.

El 38% del fondo está invertido en renta fija privada española, de la que el 80% está en cédulas hipotecarias a corto plazo. Además, posee títulos de financieras y corporativas, y empiezan a ver valor en nombres como Telefónica, según ha ido estrechando su diferencial con la deuda pública. Otro 31% de la cartera está en deuda pública española, incluidas inversiones en papel de la Comunidad de Madrid.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído