Las carteras delegadas de Kutxabank cumplen 10 años y aglutinan el 40% del volumen en fondos del grupo


Kutxabank lleva 10 años ofreciendo a sus clientes la gestión delegada de carteras en un contexto, tal y como recuerda el grupo, de extrema convulsión socioeconómica: la gran recesión de 2008, la crisis del euro de 2011 y el posterior rescate de varios países, así como otros muchos eventos que han sacudido los mercados, el último de ellos y más sonado, la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

Sin embargo, los resultados obtenidos, destaca Joseba Orueta, consejero delegado de Kutxabank Gestión, han avalado el buen hacer de la gestora. “Hemos acompañado al cliente en situaciones muy complicadas y hemos sido capaces de generar rentabilidades a largo plazo muy atractivas para el bajo riesgo asumido. Los clientes que llevan tiempo con nosotros están satisfechos”, asegura Orueta.

Las cifras así lo demuestran. La entidad atesora hoy en día más de 4.500 millones de patrimonio en estas carteras que suponen el 40% del volumen en fondos del grupo. Cuatro años y medio atrás, esta cifra apenas era de 500 millones, por lo que tanto el número de clientes (cerca de 50.000) como el volumen gestionado se ha llegado a multiplicar por nueve en este periodo.

Según indica Orueta, el modelo de gestión busca, a medio plazo, aprovechar los vientos a favor, cuando se detectan tendencias y oportunidades, y protegerse, en la medida de lo posible, cuando los mercados se muestran menos favorables.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído