Las captaciones de los fondos europeos en 2010 superan las de los años pre-crisis


El mercado europeo de fondos de inversión está en buen camino. Tanto, que de enero a noviembre de 2010 registró captaciones netas por valor de 268.500 millones de euros, según datos de Lipper Thomson Reuters, que asegura que, a la espera de los datos de diciembre, las entradas del conjunto del año superarán los 268.800 millones de euros con que acabó 2006, el año más positivo en los últimos cinco y también el último en el que los mercados financieros estuvieron tranquilos, antes del estallido de la crisis financiera mundial. Los datos excluyen los productos monetarios.

De hecho, en noviembre, las captaciones sumaron 12.500 millones de euros, reducidos a 9.700 millones considerando el impacto negativo de los productos monetarios. El mes también trajo consigo la primera cifra de reembolsos netos en los fondos de renta fija, de los que salieron 4.600 millones de euros, en los últimos 21 meses. Así, mientras la deuda de los mercados emergentes siguió manteniendo su atractivo, captó 1.800 millones, menos capital que la media de los últimos 12 meses (en 3.600 millones), y fue insuficiente para contrarrestar la escala de reembolsos en los bonos de corto plazo (que perdieron 8.000 millones) y otros nuevos culpables, como los 1.600 millones que salieron de los fondos de deuda corporativa y bonos de EEUU en conjunto.

El aspecto positivo fueron las captaciones de 11.500 millones en fondos de renta variable. En ETF, ésta fue también fue la categoría ganadora. Aunque en noviembre la actividad de los fondos cotizados fue más contenida, con entradas netas de 1.800 millones, el 94% de ellos se destinó a productos vinculados a la renta variable. Esta cifra deja las suscripciones de los fondos cotizados en 29.300 millones de enero a noviembre, de los que más de la mitad (19.200 millones) fueron a ETF bursátiles y una cuarta parte, a ETF de renta fija.

En este escenario, JP Morgan fue el destacado entre los grupos que más capital atrajeron, con 1.600 millones de euros, por delante de Franklin Templeton. Ambos se beneficiaron del renovado interés de los inversores por los fondos de renta variable, pero fueron capaces de complementarlo con ventas continuadas en sus rangos de productos de deuda. En renta variable, el más activo fue Schroders, que lideró las captaciones con 1.500 millones de euros, aunque JP Morgan, Franklin Templeton y Aberdeen atrajeron flujos por encima de los 1.000 millones.

Por países, la salida de dinero de fondos de deuda dio como resultado cifras negativas en la mayoría de mercados europeos, sobre todo España (con 3.000 millones menos), Italia (del que salieron 2.300 millones) y Francia, con 1.900 millones en negativo.

 

Lo más leído