Las boutiques independientes amplían su cuota de mercado en Europa


El crecimiento de las gestoras independientes, aquellas cuya oferta no supera los 10 productos, parece imparable. Según datos de Lipper Thomson Reuters, en la última década han pasado de tener una representación residual con respecto al total de activos gestionados (las entidades con menos de 20 fondos de inversión gestionaban apenas el 10% de los activos totales, de los que menos de una tercera parte pertenecía a las de menos de 10 fondos) a cerca del 40% actual, con datos del tercer trimestre de 2011. Así, cuatro de cada 10 euros invertidos en fondos de inversión en Europa están ahora en manos de las entidades que cuentan con una oferta inferior a una decena de productos.

 

La cifra, alcanzada ya en el año 2007 por el grueso de entidades con una oferta de hasta 20 fondos, mermó drásticamente en 2008 hasta niveles inferiores al 3%, en la medida en que los inversores retiraron su capital de los fondos por necesidades de liquidez. Sin embargo, ante la decepcionante gestión de los últimos años, los clientes europeos volvieron a fijar la vista en las entidades más pequeñas e independientes, que recuperaron atractivo a pasos agigantados.

 

Si en 2009 y 2010 las entidades con entre 10 y 20 fondos en su oferta fueron las más beneficiadas del regreso de la confianza de los inversores, con el paso del tiempo el mercado se ha polarizado de forma que los activos gestionados se dividen casi salomónicamente entre grandes gestoras –aquellas con más de 60 fondos en su oferta y que cuentan con algo menos del 50% del mercado- y las más pequeñas, aquellas con menos de 10 productos en cartera, que ya representan casi el 40% del pastel de la industria de fondos en Europa. Con datos de 2011, las entidades con entre 10 y 20 fondos prácticamente han desparecido del mapa y aquellas con entre 20 y 60 productos han matenido estable su peso, cercano al 10%.

 

“Los inversores están decepcionados por el comportamiento y la rentabilidad de los fondos de inversión gestionados activamente y pertenecientes al plan vanilla durante y tras la crisis financiera, en la medida en que no han sido capaces de generar valor añadido al utilizar, en su mayoría, una estrategia de gestión de riesgos relativa”, comenta Detlef Glow, desde Lipper Thomson Reuters. Para el experto, la búsqueda se centra ahora en gestores con capacidad de gestionar esos riesgos de forma absoluta, sin compararse con un benchmark o índice de referencia. Lo que significa que están buscando gestores más activos capaces de generar “alfa real” en sus carteras. Y eso es precisamente lo que explicaría el auge de las gestoras independientes sobre todo desde 2008.

 

Reflexión obligada para las grandes

“Las gestoras con especiales conocimientos y un alto nivel de libertad en su proceso de inversión –que permite el acceso a mercados nicho- están incrementando sus activos bajo gestión”, afirman desde Lipper. En este sentido, consideran que las grandes casas deberían replantearse el negocio, su proceso de inversión y control de riesgos para volver a ganar cuota de mercado.

 

“Es más fácil generar alfa en las boutiques que en las grandes gestoras”, comentaba a Funds People Jean Louis Laurens, consejero delegado de Rothschild & Cie Gestión, en la misma línea que otros fundadores de firmas independientes, como Johann Schwimann, consejero delegado de Seven Capital Management. “No hay otra elección que ser mejor que la competencia, pues si no eres grande no otra forma de generar interés”, afirmaba: y además, porque “sólo con libertad se puede crear e innovar”, algo imposible de hacer en una gran gestora. En España, José Luis Jiménez, director general de March Gestión, comentaba a Funds People que “el mercado acabará integrado únicamente por grandes gestoras y por pequeñas boutiques, y las que queden en medio acabarán desapareciendo”.

 

Aterrizajes en España

En España, y a pesar de las dificultades que afronta el mercado, estas entidades tienen una presencia creciente. Sólo en lo que va de año han llegado más de una decena de boutiques independientes, que han registrado algunos de sus fondos insignia en CNMV. Entre ellas está Convictions AM, East Capital, Alceda Fund Management, The Capital Group, Mandarine AM, JO Hambro Capital Management, Neuflize Private Assets, la división de gestión de Jefferies, la suiza Ethna Capital AG,la de estilo valor Nemesis AM, Winton Capital ManagementBlueCrest, Bellevue, Aspect Capital o Catalyst Investment Group.

 

 

Evolución de la participación de las entidades, por tamaño, en la gestión de los activos totales de la industria de fondos europea

Fuente: Lipper Thomson Reuters.

Noticias relacionadas

Lo más leído