Las boutiques europeas preferidas por los gestores de fondos


Una mayor demanda de conocimientos especializados de inversión y una mayor experiencia en el mercado local proporcionará la oportunidad ideal para el desarrollo de boutiques de gestión de activos, según un análisis de las marcas de gestión de activos llevado a cabo por Fund Buyer. Un informe realizado por Fund Buyer Focus sugiere que los distribuidores europeos esperan que las boutique adquieran un mayor reconocimiento en el futuro cercano, y además el informe señala que las boutiques han ganada cualidades como flexibilidad y eficiencia.

Diana Mackay, directora de Fund Buyer Focus y co-autora del informe, señala que las boutiques tienen mayor capacidad de movimiento para satisfacer las pequeñas demandas específicas de los selectores de fondos, o bien a nivel de servicio o a nivel de producto. Desde la crisis financiera, como añade Diana Mackay, ha habido una mayor atención a las empresas que ofrecen conocimientos especializados de inversión, lo que ha ayudado a que se forjen boutique de gran reputación. “Estamos en una época “interesante y dinámica para las boutiques”, añade Diana Mackay. “Este es un ambiente en el que las boutiques tienen que prosperar”.

“Boutiques con unos conocimientos especializados y locales, han ganado el reconocimiento de los selectores de fondos y de las bancas privadas, que también están buscando nuevos productos que den vida a sus carteras de clientes”, dice la experta. De acuerdo con la investigación, que ofrece los puntos de vista de los gestores de fondos responsables del 80% de ventas a terceros en Europa, Financière de l’Echiquier y LCF Rothschild fueron la segunda y tercera boutiques más populares citadas por los distribuidores europeos después de Comgest.

Otras boutiques que aparecen en la lista de los veinte mejores son Artemis, Sarasin, Lazard, UBP y Neptune, que aparecen en quinta, séptima, duodécima, decimocuarta y decimosecta posición respectivamente. Carmignac no ha sido incluido en el ranking debido a argumentos como su tamaño, por lo que no puede ser considerado como boutique. Por ejemplo, el patrimonio del Carmignac Patrimoine, el buque insignia de la gestora, es de unos 23.000 millones de euros en activos. "La firma está considerada por los gestores de fondos como la marca líder transfronteriza” señala el informe. Uno de los gestores de fondo de fondos señaló en el informe que se decanta por las boutiques debido a su implicación y compromiso con los fondos, mientras que otro de los gestores consultados para el informe señaló que las grandes gestoras son “un poco perezosas” a la hora de permanecer en contacto”.

“Las boutiques tienden a tener más participación personal en las decisiones de inversión, y muy a menudo tienen una cantidad considerable de su dinero invertido en su propio crecimiento de negocio, así como en sus propios fondos” afirma un gestor de fondo de fondos con sede en el Reino Unido. A pesar de su creciente popularidad, el informe advierte que las boutiques pueden “mantenerse o caer” según el atractivo de sus productos. Mientras que las grandes firmas pueden usar su marca y otros atributos para atraer a los clientes, el producto “es la única llave que tienen las boutiques para abrir la puerta a los clientes”. "El producto es la clave principal y la causa de su éxito inicial", afirma Diana Mackay. "El secreto es, entonces, si se puede construir una marca más grande," concluye la directora de Fund Buyer Focus.

En cuanto a los mercados más receptivos para las boutiques, los que representan el sector más fuerte de gestión de patrimonios tendrán un terreno más fértil, con Francia y el Reino Unido como países más favorables. "Para estos grupos, el Reino Unido y Francia son los únicos países que ofrecen ayuda superior a la media, mientras que los canales de distribución que ofrecen las más prometedoras son, como cabía esperar, asesores discrecionales e IFA," señala el informe.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído