“Las bolsas emergentes se ven cada menos influenciadas por las incertidumbres globales”


La mejora continua en el mercado inmobiliario de Estados Unidos, donde se ha apreciado un repunte de las ventas de casas hasta el punto de alcanzar máximos de tres años, apoya la tesis de La Française Asset Management de invertir en grupos vinculados a la construcción y compañías de materiales con una fuerte presencia en este mercado, como Assa, Abloy, Lafarge o Wolseley. Al mismo tiempo, las sólidas cifras de empleo en Estados Unidos deberían hacer subir los índices de confianza del consumidor y ayudar a empresas del sector como Adidas, Luxottica y PPR.

Según explican los expertos de la gestora francesa en su última carta mensual, “a pesar de haber recortado el riesgo en sus carteras, continuamos posicionándonos en sectores que combinan una menor sensibilidad a Europa y la exposición a mercados emergentes, con unos balances de probada experiencia a lo largo del tiempo”. En este sentido, la firma mantiene su enfoque ‘growth’ en bienes de lujo, tecnología, alimentación y bebidas y servicios. “Todavía creemos que es pronto para renovar posiciones en sectores vinculados al consumo doméstico en Europa o en empresas vinculadas a los materiales de construcción”, indican.

En el ámbito de los mercados emergentes, los datos sugieren una mejora gradual de las perspectivas económicas a nivel macroeconómico, especialmente en Asia, donde la recuperación esperada en las exportaciones y producción parece ir por buen camino. “En el aspecto técnico, los activos emergentes parecen estar viéndose más influenciados por factores específicos de cada país y menos por los temas comunes globales, lo que debería hacerlos menos vulnerables a las incertidumbres en los países desarrollados. En estas condiciones, y viendo que la liquidez sigue siendo abundante, mantenemos una postura constructiva en este universo de inversión”, afirman.

La estrategia de asignación de La Française AM pasa por favorecerlas acciones emergentes. A nivel geográfico, sus apuestas se centran en China y Tailandia. “En la parte de renta fija, mantenemos nuestro sesgo hacia la deuda local, sobre todo en Europa del Este (Hungría, Rusia y Turquía) e incluso en algunos países latinoamericanos, como México. “Son mercados en los que anticipamos políticas monetarias más complacientes”. En lo que respecta a la eurozona, la gestora mantiene sus posiciones en deuda pública italiana y abre posiciones en deuda soberana del núcleo de Europa en la parte larga de la curva.

Noticias relacionadas

Lo más leído