Las bancas privadas invertirán 35.000 millones de dólares en tecnología hasta 2016


El gasto en tecnologías de la información que realizará la industria global de banca privada alcanzará los 35.000 millones de dólares hasta 2016 e incluirá una fuerte inversión en canales digitales, según predice en un reciente estudio la firma de análisis Ovum. Hace unos meses, Celent, entidad de análisis y consultoría con sede en Boston, también incidía en las oportunidades que se están fraguando en el sector de banca privada para los proveedores de tecnología, según contaba en el estudio "The European Wealth Management Market: Strategies and Technology in 2012" (El mercado europeo de banca privada: estrategias y tecnología en 2012).

Entre 2011 y 2016, las regiones que más incrementarán ese gasto en tecnología serán los países de Europa del Este, donde las entidades de banca privada incrementarán la inversión a un ritmo anual del 17,7%, según las previsiones de los analistas de Ovum.

“El incremento de la rentabilidad es una prioridad para las instituciones financieras”, comenta Jaroslaw Knapik, analista de servicios de tecnología financiera de Ovum. “Con el incremento del uso de canales digitales, los bancos fortalecerán su interés en los canales móviles y en las funcionalidades de autoservicio, dentro de su esfuerzo por conectar y dar más poder a sus clientes”, explica.

El incremento en el gasto de nuevas tecnologías por las instituciones de banca privada también impulsará las herramientas de gestión financiera personal ofrecidas a los clientes. Según la entidad que elabora el estudio, el desarrollo de aplicaciones para smarthphones y tabletas vendrá impulsado por iniciativas en otros sectores distintos al financiero y por los recientes avances en tecnologías de las plataformas financieras móviles.

“La actitud de los clientes hacia los bancos ha cambiado tras la crisis y se están desarrollando más y más los canales digitales para mejorar la lealtad, pero también para bajar los costes. Mientras la economía se recupera, las organizaciones deberían centrarse en incrementar sus ingresos y mejorar la confianza entre sus clientes. Esto, junto a la creciente inversión en herramientas de gestión de finanzas personales, permitirá al cliente una mayor autogestión y una mejor monitorización de los activos financieros, ayudando a incrementar el conocimiento de las finanzas entre ellos”, apostilla.

Ovum prevé que la inversión en Internet y la presencia de estas tecnologías en los bancos privados y negocios de asesoramiento financiero de Irlanda y Reino Unido alcancen los 80 millones de dólares, mientras las gestoras y brokers podrían incrementar su inversión en hasta 43 y 64 millones respectivamente.

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído