Tags: Banca privada |

Las bancas privadas internacionales destacan su oferta multiplaza como hecho diferenciador


Mucho han cambiado las cosas en un año en el panorama del asesoramiento a altos patrimonios en España. Mientras que hace un año los clientes buscaban opciones para sacar su dinero del país ante el miedo a la situación nacional, los ánimos se han calmado y la demanda no es tan elevada actualmente. Aún así, las bancas privadas internacionales con presencia en España destacan su oferta “multiplaza” como uno de sus mayores hechos diferenciales. El trato personalizado que ofrecen y la gestión global de las carteras son también otros aspectos que caracterizan a estas entidades.

Así lo explicaron Francisco Gómez-Trenor, de Mirabaud; Frank Martínez, de Banco Alcalá; Fernando Garro, de Schroders Banca Privada, y Carlos Montoliu, de Crédit Agicole Luxemburgo, en una jornada sobre banca privada organizada por el despacho de abogados Broseta en Madrid.

Todas estas entidades cuentan con doble estructura, tanto la española como plaza en Luxemburgo o Suiza como opciones para domiciliar el patrimonio de sus clientes y consideran fundamental tener esta doble oferta. “El principal cambio en el panorama de banca privada en España es la oferta multibooking para permitir a los clientes tener activos fuera del país”, destaca Martínez, consejero delegado de Banco Alcalá, la filial española del andorrano Crédit Andorrá. “El que lo pueda ofrecer es un plus en su oferta, aunque sea como una medida de protección”.

Martínez asegura que el cliente internacional siempre ha trabajado con Luxemburgo no así el español que está descubriendo en los últimos años esta opción. “Es una plaza con estabilidad jurídica, fiscal y financiera”, dice. “El atractivo de la plaza es inmenso”. Montoliu destaca que es un mercado que se ha sabido especializar en el sector financiero, que ofrece un alto nivel de discreción para los clientes y que ha creado vehículos específicos para la banca privada, que no se encuentran en otros centros.

Fernando Garro trabaja desde las oficinas de Suiza de Schroders y destaca que la “inmensa mayoría” del patrimonio regularizado en la reciente amnistía fiscal que estaba en aquel país ha decidido permanecer allí. Desde la banca privada de Schroders no recomiendan la deslocalización del dinero, pero sí la diversificación para los clientes.

En la misma línea, Gómez Trenor asegura que desde Mirabaud no se incentiva el traslado de patrimonios a otras plazas, pero reconoce que un alto porcentaje de clientes pide asesoramiento para llevar su dinero a otras jurisdicciones. Mirabaud es una de las entidades que está actualmente comenzando a desarrollar su actividad en España.

Las cuatro entidades coinciden en señalar que el cliente busca actualmente un trato personalizado y que la fiscalidad se ha convertido en pieza clave a la hora de diseñar cartera. En Banco Alcalá, están creando actualmente la estructura tras el reciente desembarco de Crèdit Andorrà en el negocio y Martínez destaca que trabajan a medida del cliente y con flexibilidad. “Hemos hecho un proyecto internacional, en el que la clave es el equipo y el servicio que ofrecemos, con flexibilidad y dedicación”, dice Martínez.

Trenor destaca que los clientes valoran que sean un banco familiar privado, que no cotiza y que está focalizado en gestionar patrimonio con objetivo de preservación de capital. Por su parte, en Crédit Agricole valoran el modelo de clientes con el que trabajan, de manera que son independientes en la oferta de productos y globales en el servicio que ofrecen, pues incluyen, por ejemplo, la parte fiscal. Garro señala que el cliente pide costes más ajustados y eficiencia fiscal.

Profesionales

Noticias relacionadas

Lo más leído