Tags: Asesoramiento |

Las bancas privadas españolas mantienen sus objetivos para 2020 a pesar del COVID-19


La banca privada espera que el COVID-19 no altere sus objetivos comerciales. Después de vivir semanas de incertidumbre, los responsables de las principales entidades bancarias españolas creen que se podrá mantener los números previstos para el cierre de año.

En un desayuno virtual organizado por FundsPeople, Adela Martín (Santander Private Banking), Víctor Allende (CaixaBank Banca Privada), Pedro Dañobeitia (SabadellUrquijo Banca Privada) y Marta Alonso (Bankia Banca Privada), compartieron sus reflexiones acerca del impacto del coronavirus, como esta pandemia ha afectado a su trabajo y que esperan a partir de ahora.

Victor Allende 2A pesar de lo sucedido, todavía ven el 2020 como un año ilusionante desde el punto de vista de los retos, según Allende. El responsable de la banca privada de CaixaBank cree que es una magnífica noticia que “todavía nos planteamos un 2020 manteniendo los retos que teníamos y con aspiración de cumplirlos”. Tal y como recuerda, los dos primeros meses del año fueron muy buenos y la recuperación está siendo muy rápida. “En la medida que hayas gestionado bien la cartera del cliente y sus productos, esa recuperación en la perdida del valor también ha sido muy rápida y su consecuencia en ingresos está muy acotada”, destaca.

PedroDañobeitia coincide: “El año en el negocio de banca privada en absoluto está perdido con permiso del COVID-19”. El responsable de la banca privada de Banco Sabadell manifiesta que no están cambiando objetivos y, salvo un mes malo, van prácticamente en línea con lo previsto. “Si seguimos así, vamos a cumplir un año decente”, subraya.

adela_martinMartín también se muestra positiva. “Los rebrotes marcaran el contexto, pero las conversaciones con empresarios, que son quienes se van a echar la industria a la espalda, son positivas”, avanza. Aunque mantiene los retos cuantitativos, se ha flexibilizado el peso que asignaban a cada uno y se está valorando si las previsiones para cada aspecto son adecuadas en este entorno.

marta_alonsoPor su parte, Alonso recuerda que “nuestra área de negocio es una generadora de margen y tiene que cobrar una importancia relevante en este momento”. Desde su punto de vista hay que seguir siendo prudente, pero de momento tampoco van a cambiar objetivos. La responsable de la banca privada de Bankia piensa que con la situación que hemos vivido es cuando más se pone en valor el asesoramiento y la gestión de carteras. “Los clientes necesitan estar informados y nadie mejor que un banquero para darle ese servicio”, añade.

Cuenta de resultados

Aunque la cuenta de resultados de una banca privada se resiente cuando el volumen cae por el efecto mercado, Alonso destaca que siguen manteniendo niveles de captaciones muy altos en fondos y cree que van a ser capaces de revertirlo rápido. “Y no solo en fondos, hay otras oportunidades que antes no se daban, como en estructurados”, comenta. 

Allende señala como desde abril se ha ido reactivando la actividad. “Es cierto que la cuenta de resultados sufre, pero nos movemos por saldos medios y enero y febrero fueron dos meses muy buenos en este sentido. Si a eso le unes entradas netas en fondos y carteras en el año acumulado, a pesar de haber sufrido en marzo, abril y mayo en saldos medios, esta caída se ha visto compensada por un incremento tremendo de otro tipo de negocios como brokerage y valores que también genera ingresos importantes”, contextualiza.

Desde la perspectiva de Dañobeitia, el año no está perdido pero tampoco va a ser de récord. “Si el conjunto del sector es capaz de mantenerse, será un año para recordar muy positivamente”, pronostica.

De cara a los próximos meses y años va a ayudar, según el responsable de banca privada de Banco Sabadell, que “si había alguna razón que hacia pensar que los tipos de interés iban a subir en un plazo relativamente corto, esa esperanza se ha desvanecido”. Una situación que va a empujar, según Dañobeitia, a que la liquidez y ahorro de las familias, en niveles espectacularmente altos, se vaya a productos de menor o mayor riesgo. “La expectativa de tipos bajos por mas tiempo (lower for longer) va a condicionar mucho el asesoramiento y la gestión del riesgo”, opina.

En esta pandemia, la responsable de la banca privada de Banco Santander señala que, a su área de negocio, está ayudando mucho que el banco practique el desarrollo de clientes de otros segmentos como banca personal, particulares o las sinergias con empresas. “En un contexto donde hemos ayudado mucho a empresas y hemos drenado liquidez, hay mucha receptividad para que hables de banca privada porque están muy contentos por la parte de empresas”, admite.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído