Las apuestas para la segunda parte del año de las gestoras internacionales (… y 3)


Con las propuestas de inversión de BNP Paribas IP, DWS Investments, Goldman Sachs AM y Skandia finalizamos la serie de artículos sobre las principales ideas de inversión de cara a la segunda parte del año de las gestoras internacionales. En los dos artículos anteriores han comentado sus apuestas para el año BlackRock, BNY Mellon AM, J.P. Morgan AM, Fidelity International y M&G Investments (leer noticia) y Amundi, AXA IM, Generali Investments, Pioneer Investments y Schroders (leer noticia).

BNP Paribas IP

La recuperación global, una visión más clara en la tendencia de las políticas monetarias permitirá un mayor respaldo a los activos con riesgo en la segunda mitad del año. Sin embargo, no descartamos volatilidad en el corto plazo, a la espera de datos que confirmen la mejor tendencia global: mejora de datos económicos en EE.UU. y unos mejores resultados empresariales en el segundo trimestre. En este escenario, nuestras recomendaciones se centran en activos con riesgo en fondos más tradicionales como son fondos de renta variable europea y americana, y además una clase de activo que consideramos que debería estar en todas las carteras como es renta fija emergente.

En primer lugar y para renta variable americana nuestra recomendación es Parvest Equity USA, un fondo que en sus 20 años de historia ha logrados batir al mercado EEUU de forma consistente. Es un fondo con apuestas marcadas ( 50 valores) que refleja las convicciones del equipo de gestión. Con un sesgo claro a valores de crecimiento, pensamos el fondo está posicionado para favorecerse del actual ciclo alcista de la economía norteamericana. Por sectores, hay una preferencia por la tecnología e industria, frente a una infraponderación en el sector financiero.

Respecto a la renta variable europea nuestra apuesta es BNP Paribas L1 Equity Best selection Europe. Un fondo que trata de seleccionar las mejores compañías europeas en el largo plazo a través de un análisis en profundidad de los valores y un estudio sectorial único en el mercado, que nos permite entender mejor como están estructurados los sectores y como generan beneficio las compañías en el largo plazo. Es un fono con sesgo a crecimiento que sobrepondera sectores como salud, consumo o industria e infrapondera telecomunicaciones, utilities y financiero.

Por último, recomendamos renta fija emergente. Tanto por los mejores fundamentales de las economías emergentes, como por la creciente demanda de esta clase de activo por parte de inversores institucionales y por su mejor rentabilidad frente a otros activos de renta fija en los últimos 10 años, la renta fija debe ser considerada como una inversión estructural de cualquier cartera de fondos de inversión. Nosotros recomendamos el fondo BNP Paribas L1 Bond World Emerging Local, un fondo de renta fija emergente en moneda local. Es un fondo con un proceso de inversión adaptado a la situación de los mercados emergentes actuales (era post Lehman9, basado en el análisis de factores globales y además en la idiosincrasia de los mercados locales. Además se gestiona de forma separada la exposición a bonos locales del riesgo de las monedas, lo que le permite tener dos fuentes de rentabilidad independientes. El fondo ha demostrado la calidad del proceso de inversión y del equipo de gestión con una rentabilidad consistente a 1, 3 y 5 años.   

DWS Investments       

DWS Deutschland: El fondo invierte en valores estándares alemanes estables (blue chips) del índice DAX ante una incorporación más flexible de Small Caps y Mid Caps Selectos. En 2010, el fondo registró una rentabilidad del 25% frente al 18% de su índice de referencia y en los cinco primeros meses del 2011 acumula una subida del 6,8%. Por sectores, sus principales inversiones están en el de productos industriales, seguido del de materiales y bienes de consumo discrecional, con Siemenes y BASF como sus principales posiciones.    

DWS Invest Top Dividend: Ofrece una inversión en renta variable con resultados constantes. La gestión invierte en acciones en todo el mundo que registran un rendimiento de dividendos mayor que el de la media del mercado. Se persigue un rendimiento de los dividendos de la cartera de una media de 4,0-4,5 por ciento. Las cinco primeras compañías en cartera son Nestle, Unilever, Novartis, Taiwan Semiconductor Manufacturing y Marathon Oil Corp.    

DWS Invest Convertibles: El fondo ofrece un universo mundial y equilibrado de bonos convertibles. Adopta un enfoque específico hacia bonos convertibles en efectivo, cubriendo sistemáticamente el riesgo cambiario en EUR. Apunta a un horizonte de inversiones de 3 a 5 años, con baja volatilidad, perfil equilibrado y alta calificación. A lo largo de mayo, aumentamos nuestra exposición al mercado de EE.UU. aumentando los sectores defensivos. Participamos en las nuevas emisiones y redujimos nuestra exposición en las empresas menos líquidas de la cartera para mantener nuestra inclinación al grado de inversión. Desde un punto de vista macroeconómico vemos más potencial de recuperación en EEUU. Igualmente se espera un aumento de los precios desde este segundo trimestre en adelante. Nos mantenemos cautos en Energía ante la posibilidad de mayores correcciones en el CP. Incrementamos posiciones en defensivas (salud, consumo fijo). Desde el punto de vista técnico, el activo se encuentra en niveles de valoración ligeramente elevados en Europa ante la falta de nuevas emisiones. Resulta conveniente diversificar a nivel regional a través de posiciones relacionadas con operaciones de M&A y valores con descuento sobre su valor teórico. Fuera de Europa se observa un mayor potencial gracias a la tendencia en el mercado primario observado en Marzo y la segunda mitad de abril       

DWS Invest Emerging Markets Corporates: Fondo que invierte en bonos de empresa en los países emergentes de todo el mundo. El fondo realiza inversiones en bonos de empresa de los países emergentes. Tales inversiones se realizan en bonos con calificación de grado de inversión y en bonos de alto rendimiento. El fondo invierte principalmente en deuda denominada en USD.       

Goldman Sachs AM

GS Emerging Market Debt Portfolio. 

GS N-11 Portfolio. Goldman Sachs Asset Management (GSAM) apuesta por los N-11 (los próximos 11) como la mejor manera de captar el potencial de crecimiento de los mercados emergentes en los próximos años. El concepto ha sido creado, al igual que el término BRIC, por Jim O’Neill, actual presidente de GSAM. Para GSAM, ha llegado el momento de redefinir los mercados emergentes. Los BRIC y otros cuatro mercados (Corea del Sur, México, Indonesia y Turquía), aseguran, ya no se deben considerar como mercados emergentes, sino como mercados de crecimiento. La etiqueta “emergente”, por tanto, la reservan para el resto de países en desarrollo.  Y el grupo de los N-11 está compuesto por los que consideran que son los países con mayor potencial de crecimiento para los próximos años. Dentro de este grupo se incluyen los cuatro mercados de crecimiento no BRIC (Corea del Sur, México, Indonesia y Turquía) y siete países emergentes (Egipto, Paquistán, Bangladesh, Irán, Nigeria, Filipinas y Vietnam) seleccionados de entre un universo de más de 140 países.       

GS US Equity Absolute Return Portfolio.

GS Global High Yield. 

Skandia

En Skandia siguen apostando por los activos de riesgo, principalmente la renta variable y la renta fija emergente, corporativa y high yield. A pesar de que nos encontramos en un momento de “pausa” del crecimiento, sin embargo, desde Skandia pensamos que la recuperación económica a nivel global continúa su curso. En concreto, pensamos que el crecimiento de EEUU mejorará en la segunda parte del año.
Las razones por las que apostamos por la renta variable son básicamente tres: los sólidos beneficios empresariales, unas valoraciones atractivas y unos tipos de interés históricamente bajos. Todo esto hace que la inversión en renta variable siga siendo una buena alternativa. 
En concreto, las tres propuestas de Skandia son: 

Mercados emergentes (tanto de renta variable como de renta fija) pues ofrecen grandes oportunidades. El crecimiento en emergentes continúa. Las tensiones inflacionistas es el principal problema (sobre todo petróleo y alimentos). También hay otras fuentes de incertidumbre como son los problemas de deuda de los países desarrollados, las tensiones en Oriente Medio y el riesgo de contagio. Sin embargo, los argumentos a favor de los mercados emergentes son muchos y de gran peso. Los fundamentales son significativamente mejores en los países emergentes: con unos niveles de deuda pública y déficit inferiores en los mercados emergentes que en muchas economías desarrolladas y un nivel record de reservas acumuladas que les proporciona un excelente “colchón” frente a shocks externos. A pesar de que los mercados emergentes han estado “fuera de moda” en lo que llevamos de año, en el medio plazo, los mercados emergentes deberían hacerlo mejor que los mercados desarrollados. En cuanto se descuenten en precio que lo peor de las presiones inflacionistas ya ha pasado, volveremos a ver entradas en emergentes.

En cuanto a la Renta fija emergente, somos muy positivos, argumentado por varias razones: Buenos fundamentales (mejores perspectivas de crecimiento, bajos niveles de deuda (público y privado) y altos niveles de ahorro). Además, la posibilidad de diversificación a la hora de invertir en este activo ofrece un amplio abanico de posibilidades. Aún queda potencial de estrechamiento de los diferenciales y la apreciación de las divisas locales también será un factor clave. Esperamos más subidas de tipos en los próximos meses y pensamos que las divisas emergentes continuarán su rally apoyado por los mejores fundamentales. Sobre la Renta Variable emergente Tienen muy buenas perspectivas de crecimiento, el potencial de consumo interno y los factores demográficos son muy favorables. Desde Skandia preferimos buscar empresas con: crecimiento y visibilidad de beneficios, buenas marcas, empresas sólidas con poder de precios y buen equipo gestor.

Los fondos que recomendamos son: Skandia Emerging Market debt, Skandia Pacific y Skandia Asian equity.

Stock picking de alta calidad en Renta variable europea: En Skandia pensamos que Europa tiene un amplio universo de empresas donde elegir: con una amplia variedad tanto a nivel de países, sectorialmente como por tipo de compañía. Además, también nos permite acceder a los mercados emergentes. En Europa las empresas han obtenido unos buenos y sólidos resultados corporativos y sin embargo esto no ha sido recogido del todo en sus valoraciones por lo que existen empresas con unas valoraciones muy atractivas. Pensamos puede ser una idea interesante de inversión la apuesta por sectores cíclicos: industriales, consumo cíclico, tecnología, etc y con exposición a crecimiento en emergentes.

Algunas empresas descuentan escenarios muy pesimistas lo que ofrece un amplio abanico de oportunidades. El fondo Skandia European Best Ideas se posiciona en todo momento en aquellas empresas europeas que mayor potencial de revalorización tengan, buscando las mejores ideas para cualquier tipo de mercado, con un enfoque flexible sin tener un sesgo de ningún tipo.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído