Las apuestas de UBS Global AM en el actual entorno macroeconómico


En base al análisis del FMI, la economía mundial está mostrando signos de superar la debilidad mostrada el año pasado. Sin embargo, una fuerte recuperación no está todavía a la vista. El organismo prevé que la economía mundial crezca este año un 3,3% y un 4% el que viene. En 2012, el crecimiento fue del 3,2%. El FMI describe la situación actual como una recuperación a tres velocidades: la que imprimen los emergentes, la que muestra la economía estadounidense y la situación que vive la eurozona. “La interdependencia entre las economías hace que una recuperación desigual sea arriesgada”, advierte el organismo. En este sentido, la eurozona es, sin lugar a dudas, la región que más preocupa.

El BCE todavía sigue teniendo margen de maniobra para hacer frente a la recesión con rebajas de los tipos de interés. No obstante, las perspectivas económicas para Italia y España se han deteriorado considerablemente, con recesiones que este año serán del 1,5% y del 1,6%, respectivamente. Ambos países se hallan inmersos en su segundo año consecutivo en recesión. En total, ocho de los 17 estados de la eurozona se enfrentan a un escenario recesivo este año, en tanto que los países del núcleo de Europa, como Francia, también podrían registrar en 2013 un crecimiento negativo del 1,5%, según proyecciones del FMI. En Alemania, por el contrario, espera un crecimiento del 0,6% para este año y del 1,5% para el que viene.

Estos datos macro son parte de los aspectos en los que se apoyan Thomas Rose y Pascal Guillet, miembros del equipo de inversiones y gestión de riesgo de UBS Global AM, para generar sus ideas de inversión. Según explican en un informe, en Europa favorecen la renta variable alemana, holandesa y británica, en detrimento de las bolsas emergentes, que están en precio. En renta fija, en un entorno de bajo crecimiento económico, moderada inflación y bajos tipos de interés, aconsejan una cuidadosa selección de bonos corporativos, tanto de grado de inversión como de alto rendimiento, con especial preferencia por los vencimientos cortos. En lo que respecta al oro, los expertos de la firma helvética creen probable que, tras las últimas caídas, la onza recupere su atractivo.

Noticias relacionadas