Las apuestas de las grandes gestoras españolas para 2014


Si por algo se va a caracterizar 2014 va a ser, especialmente, por la “sincronización de las expectativas positivas de crecimiento de las principales economías”, así como por una mejora del sentimiento del inversor y una menor aversión al riesgo, augura Lázaro de Lázaro, consejero delegado de Santander Asset Management. De cara al próximo año, no obstante, “somos positivos con el escenario macro, aunque no tan positivos con los retornos para nuestra industria, que van a ser pequeños”, puntualiza Asunción Ortega, presidenta de InverCaixa Gestión.

Así, según los ponentes del V Encuentro Nacional de la Inversión Colectiva, titulado ‘Evolucionando hacia la recuperación’ y organizado por APD (la Asociación para el Progreso de la Dirección), Deloitte e Inverco, los dos mayores retos que tiene por delante la industria española de gestión de activos en estos momentos residen en batir al IPC (el “enemigo silencioso”, recuerda Rodrigo Díaz, socio responsable del área de Investment Management de Deloitte) mediante la maximización del binomio rentabilidad-riesgo, por un lado, y compensar las pensiones públicas para no perder poder adquisitivo con la jubilación, por el otro.

En opinión del director de Inversiones de Bankinter Gestión, Miguel Artola, van a sentirse “efectos multiplicadores cruzados” entre unos países y otros “gracias al crecimiento global y sincronizado, independientemente del ritmo al que se dé en cada caso”. Además, estima Artola, existen unas expectativas bajas de inflación durante muchos años.

Para aprovechar el contexto que se avecina, las tres principales gestoras españolas resumen sus apuestas de productos: multiactivos, perfilados, mixtos y de renta variable con beta baja en el caso de Santander AM; multiactivos con asset allocation incorporado y de retorno absoluto en cuanto a BBVA Asset Management y, finalmente, también multiactivos basados en el asset allocation, perfilados y mixtos por parte de InverCaixa Gestión.

Aun así, tanto BBVA AM como InverCaixa Gestión creen que los fondtesoros y los fondos de gestión pasiva con objetivo de rentabilidad no garantizado tienen recorrido todavía, debido al perfil conservador del inversor español.

Con los depósitos en horas bajas de rentabilidad tras la limitación del Banco de España, “los fondos van a ser imbatibles en el escenario en el que nos encontramos”, cree Artola, quien recuerda que “los productos ya los tenemos”, por lo que “ahora lo que hace falta es que crezca el patrimonio de esos productos”. “Habrá que poner el foco en los servicios”, sentencia.

En la misma línea se posiciona De Lázaro, que defiende las cualidades de los fondos frente a los depósitos: “Aportan rentabilidad, liquidez, madurez en el tiempo y ventajas fiscales”, enumera.

La industria española de gestión de activos se muestra optimista ante las buenas cifras que ya se están viendo y que se esperan de la comercialización de fondos, básicamente soportadas por dos hechos concretos: “Se han relajado las tensiones de liquidez, por un lado, y las entidades financieras, además de hacer balance, necesitan hacer margen, y eso se lo dan, entre otros productos, los fondos”, esquematiza Luis Megías, consejero delegado de BBVA AM.

Los “males” de la industria española

“Si no se ha distribuido más fuera, es debido a una política comercial de marca y red, además de porque no teníamos cuentas ómnibus”, critica Megías. En torno a las últimas, “llegan tarde para el sector, aunque nunca es del todo tarde si la dicha es buena”, considera el consejero delegado de BBVA AM.

El paso idóneo que a las gestoras españolas les gustaría que diese el inversor nacional es el de la “gran y definitiva rotación” hacia la renta variable. De hecho, “es uno de nuestros mayores retos”, afirma Rodrigo Achirica, secretario general de Banco Madrid. “Es en la renta variable donde las gestoras podemos aportar valor”, apunta Achirica convencido. Sin embargo, muy a su pesar, “los partícipes entran tarde en bolsa y luego se ponen nerviosos cuando los mercados caen”, critica Ortega.

A juicio de Megías, al cliente español “le falta un ejercicio de planificación financiera de verdad”, puesto que, “seas conservador, moderado o agresivo, el horizonte de inversión común es cuando te llega el primer extracto con un número rojo”.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 3 Siguiente

Lo más leído