Las acciones de las empresas del sector del oro pueden rebotar con fuerza en 2012


BlackRock considera que las acciones de las empresas de materias primas, especialmente las del sector del oro, se van a beneficiar de un cambio de percepción por parte del mercado en 2012 y cotizan actualmente en niveles atractivos, según Evy Hambro, gestor del BGF (BlackRock Global Fund) World Gold Fund y cogestor del BGF World Mining Fund. Evy Hambro destaca la desconexión que existe actualmente entre la espectacular evolución del lingote de oro y el pobre rendimiento de las acciones de las empresas de este sector en 2011. En los últimos tres años, los márgenes de las empresas del sector del oro han aumentado un 219% y el lingote se ha revalorizado un 114%, mientras que los valores del sector sólo han subido un 50%, lo que pone de manifiesto una discordancia entre la posición de estas empresas y sus cotizaciones.

 

"Las acciones de empresas relacionadas con el oro se han comportado peor que el lingote este año, pero los fundamentales sugieren algo diferente", comenta Hambro. "La Bolsa en su conjunto ha estado deprimida en todo 2011, pero las empresas mineras están anunciando beneficios y flujos de caja saludables, lo que, a su vez, puede traducirse en un aumento del dividendo. Las acciones de empresas del sector del oro están baratas frente al precio del lingote y se aprecia un grupo concreto de oportunidades de compra. En 2008 se detectó un descuento similar y los inversores que identificaron esta oportunidad entonces recibieron una recompensa considerable el siguiente año", según Evy Hambro. También cree que los fundamentales son atractivos y apuntan a que los precios del oro se mantendrán en los elevados niveles actuales. Los indicadores de oferta y demanda siguen siendo positivos para la cotización del oro.

 

"Estamos observando una mayor demanda de los bancos centrales, que en los últimos años han revertido la tendencia de venta de lingotes. En lo que llevamos de año, han comprado 349 toneladas, cifra que supone un incremento del 350% con respecto a 2010 y que ha superado las expectativas. Un aspecto interesante es que la demanda ha estado impulsada por los mercados emergentes, en concreto Rusia, México, Tailandia y Corea del Sur, que están comprando oro físico como moneda alternativa y para diversificar frente al dólar estadounidense”, añadie Evy Hambro.

 

"Además, los consumidores están comprando oro para proteger su poder adquisitivo en un entorno de inflación elevada y bajos tipos de interés. Este hecho se está observando en zonas como China, donde la demanda de inversión creció un 90% en el primer semestre de 2011 hasta un total de 138 toneladas”, según la reflexión de Hambro.

 

"En el plano de la oferta, los fundamentales son alentadores. El precio del oro se ha multiplicado por cuatro desde 2001, mientras que la cantidad de oro producido por el sector minero ha permanecido en niveles bajos. Lo más accesible ya ha sido recogido en su mayor parte y el oro resulta cada vez más difícil de extraer. En este entorno de demanda robusta y oferta plana, prevemos que las perspectivas positivas para el precio del lingote se van a mantener, a lo que se sumará un positivo cambio de valoración de las acciones del sector conforme nos adentramos en 2012", según concluye Evy Hambro.

Empresas