Las 5 apuestas de UBS Global AM en renta variable


La renta variable ha vuelto con fuerza a las carteras. Conscientes de ello, en UBS Global Asset Management destacan cinco fondos de renta variable comercializados en España que ofrecen rentabilidades competitivas y sostenibles. Como señala James Collyer, gestor y especialista en renta variable en la casa suiza, “estos productos, que siguen estrategias diferentes y cubren una amplia gama de opciones de inversión, se caracterizan porque la gestión de las carteras corre a cargo de boutiques independientes que se ven respaldadas por el sólido negocio mundial de UBS Global AM, desde los equipos de análisis y control de riesgos hasta las redes mundiales de distribución”.

1. UBS (Lux) Equity SICAV – USA Growth (USD)

El US Large Cap Select Growth es probablemente uno de los fondos de renta variable más conocidos de la firma suiza en España. Se trata de un fondo long-only de gestión activa lanzado en octubre de 2004 que invierte en una cartera concentrada de entre 35 y 55 valores de crecimiento de empresas estadounidenses de gran capitalización y que persigue batir en 300 puntos básicos anuales al índice Russell 1000 Growth a lo largo de un ciclo de mercado (entendido como un periodo de entre 3 y 5 años).

“El fondo sigue un proceso de inversión bottom-up basado en el análisis fundamental”, explica Collyer. “Las ideas de inversión surgen de los analistas, que son especialistas en sus respectivos sectores, y se someten a una evaluación de escenarios alcistas y bajistas para identificar empresas de calidad para las que el mercado infravalora la magnitud y la duración de las perspectivas de crecimiento”. Estas empresas pertenecen a tres categorías: valores clásicos, que son aquellos más líquidos que suelen constituir el núcleo del mercado (por ejemplo, Nike); valores élite, los que normalmente asociamos a valores de crecimiento (Google), y valores cíclicos, relacionados con el ciclo económico (mineras, energía, industriales). “Se trata de tres categorías no correlacionadas que aportan diversificación también en términos de rentabilidad”, añade el experto.

2. UBS (Lux) Equity SICAV – European Opportunity Unconstrained (EUR)

El UBS European Opportunity Unconstrained, por su parte, es un fondo long-short que puede invertir en todo el espectro de capitalización de renta variable europea y que cuenta con cinco estrellas de Morningstar. Su objetivo es batir al MSCI Europe en 300-500 puntos básicos al año a lo largo de un ciclo de mercado manteniendo un riesgo activo superior a la media típica y una volatilidad inferior a la del índice. “El gestor Max Anderl y el equipo de la boutique Concentrated Alpha Equities tienen la libertad de invertir en las mejores ideas que resultan de su extenso proceso de análisis y adoptar posiciones cortas”, destaca Collyer. “Con esta estrategia el fondo ha conseguido batir al índice en todos los periodos desde su lanzamiento en mayo de 2007”.

El fondo, que sigue un estilo de gestión activa, está sobreponderado con respecto al índice en empresas farmacéuticas y de biotecnología −“un sector que Max Anderl conoce bien gracias a su formación y experiencia previas”− y en aseguradoras, “que se verán beneficiadas por las subidas de tipos de interés”, apunta Collyer.

3. UBS (Lux) Equity SICAV – Global High Dividend (USD)

La tercera apuesta de UBS, el Global High Dividend, es un fondo de gestión activa basado en reglas que puede resultar muy interesante para aquellos inversores que desean obtener rentas regulares. El fondo se centra en generar rentabilidades por dividendo elevadas y sostenibles que actualmente se sitúan en el 3,5% neto. Para ello, los gestores ordenan los 2.400 valores del universo de inversión (el MSCI All Country World) conforme a los criterios de rentabilidad por dividendo y calidad, definida como estabilidad de precio y sostenibilidad de los dividendos. Luego aplican los límites definidos por sectores, países y regiones para crear una cartera de cien valores que tienen la misma ponderación.

Según James Collyer, “esta estrategia mejora la diversificación, ya que reduce el riesgo de cada valor individual y potencia los beneficios de los generadores de rentabilidad de la cartera, que son su sobreexposición con respecto al índice a la rentabilidad por dividendo y una infraexposición a la beta y la volatilidad residual (en media, la volatilidad del fondo es un 33% inferior a la del índice)”. También con objeto de mejorar la diversificación, el fondo mantiene al menos un 3% en cada sector, lo que garantiza cierto grado de ciclicalidad, y tiene limitada la exposición a mercados emergentes a un 25% de la cartera.

4. UBS (Lux) Equity Fund – China Opportunity

Para los inversores interesados en China, la gestora suiza recomienda el UBS Equity China Opportunity, un fondo domiciliado en Luxemburgo que invierte principalmente en acciones chinas de clase H. “La cartera se concentra en 40-60 valores de convicción con un sesgo hacia empresas de calidad de pequeña y mediana capitalización, que suponen cerca del 60% de la cartera y que, en opinión de los gestores, se beneficiarán del cambio del modelo económico chino y capturarán el crecimiento futuro”, explica Collyer. En lo que va de año, el fondo ha rendido un 18,1% más que el MSCI China y un 14,7% más que su grupo de comparables (Morningstar China Equity).

El fondo, que sigue un estilo de gestión activa, está diversificado entre distintos sectores del mercado chino pero se decanta principalmente por el sector de bienes de consumo −debido a la reorientación de la economía china hacia el consumo, a las razonables valoraciones y a la menor volatilidad de los beneficios− y el sector salud, ya que conforme mejore la calidad de vida, se incrementará el gasto en sanidad.

5. UBS (Lux) Equity Fund - Biotech (USD)

Por último, el UBS Equity Biotech representa la apuesta temática de la casa suiza. “El fondo invierte en una cartera de entre 30 y 50 valores biotecnológicos, un sector donde UBS ve mucho potencial por las robustas previsiones de ventas de nuevos fármacos y los factores de crecimiento a largo plazo para el sector, la recuperación de la actividad de fusiones y adquisiciones y unas valoraciones atractivas”, destaca Collyer. Se trata de un fondo premiado que registra un sólido historial de rentabilidad y que cuenta con un equipo de gestión con formación científica y experiencia en la industria farmacéutica, respaldado por el equipo de analistas especializados en salud de UBS Global AM.

El fondo persigue generar una rentabilidad superior a la del índice (MSCI US Investable Market Biotechnology 10/14) en al menos 250 puntos básicos a lo largo del ciclo, para lo que invierte en valores seleccionados de entre un universo de inversión compuesto por más de 300 valores biotecnológicos de cualquier país con una capitalización de mercado superior a 100 millones de USD (40-60% gran capitalización, 40-60% pequeña y mediana capitalización).

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído