Las 10 reglas de oro: crecimiento orgánico de ventas (5/10)


TRIBUNA de Fernando León, analista y portfolio manager, Seilern Investment Management. Comentario patrocinado por Seilern IM.

La filosofía Seilern, y por lo tanto sus 10 reglas de oro, se basan en un principio muy simple: los beneficios de las compañías impulsan el precio de sus acciones. Con esta idea en mente, buscamos compañías que puedan aumentar sus beneficios de manera sostenible a lo largo del tiempo. En tanto en cuanto este crecimiento de beneficios se dé, esperamos beneficiarnos del efecto positivo que tendrá dicho crecimiento en el precio de la acción de esa compañía. Nunca nos cansaremos de repetir esto.

Sin embargo, no es suficiente con encontrar empresas que aumenten sus beneficios, ya que no todas las formas de crecimiento de beneficios son igualmente sostenibles y/o cualitativamente equiparables. Una empresa puede aumentar sus beneficios de varias maneras. Puede hacerlo implementando iniciativas de reducción de costes, o impulsando eficiencias que le permitan producir bienes o servicios a un menor coste. Incluso puede hacerlo porque su tasa impositiva haya disminuido o porque el tipo de interés que paga por el servicio de su deuda disminuya. Pero a pesar de que todos contribuyen a un aumento efectivo de los beneficios, solo hay una cantidad limitada de costes que una compañía puede reducir, una cantidad limitada de eficiencias que una compañía puede generar y una cantidad limitada en la que la tasa impositiva y los tipos de interés de una compañía pueden disminuir. Por lo tanto, todas estas maneras de incrementar beneficios no son sostenibles, especialmente a largo plazo.

Cuanto más alto dentro de la cuenta de pérdidas y ganancias proceda el crecimiento, mejor y más sostenible será. Pero incluso cuando se trata del crecimiento de ventas, hay diferentes formas en que una compañía puede crecer y, una vez más, no todas son igualmente sostenibles. Una compañía puede aumentar sus ventas a través de adquisiciones, pero este crecimiento es más arriesgado y no es sostenible si se financia con deuda. En ese sentido, solo hay una cantidad limitada de apalancamiento que una compañía puede soportar. Aunque no tenemos ningún inconveniente si estas adquisiciones se financian a través del propio flujo de caja de la compañía, nos gusta ir un paso más allá. Es por eso por lo que buscamos compañías que sean capaces de aumentar sus beneficios en base a un fuerte crecimiento orgánico de ventas. La manera más limpia y sostenible en que una compañía puede aumentar sus beneficios.

También es importante que estas compañías puedan establecer los precios de los productos o servicios que venden (es decir, que tengan poder de fijación de precios). Esto nos permitirá proyectar este crecimiento orgánico con un mayor grado de precisión y más allá en el tiempo. Si tuviéramos que invertir en una compañía de exploración y producción de petróleo o similar, no tendríamos la capacidad de prever dónde estarán los precios de sus productos dentro de cinco años. Alternativamente, si tomamos una compañía como Estée Lauder, que en el pasado ha sido capaz de aumentar sus precios a un promedio anual del 2% y debería seguir siendo capaz de hacerlo en el futuro, solo nos tendremos que preocupar por el volumen de productos que la compañía va a ser capaz de vender. Una vez más, si eliminamos aquellas variables que tienen más posibilidades de impedir que una compañía pueda lograr un crecimiento determinado en el futuro, aumentaremos las probabilidades de que esto efectivamente suceda.

En mi último artículo, mencione que las 10 reglas de oro de Seilern son un conjunto de características que una empresa debe tener. Estas están diseñadas, o bien para reducir el riesgo de que una compañía pueda generarle a nuestros clientes una pérdida permanente de capital (calidad) o bien para aumentar la probabilidad de que una compañía sea efectivamente capaz de generar crecimiento orgánico a lo largo del tiempo (crecimiento), que es precisamente donde encaja esta regla. El crecimiento orgánico es producto de las cuatro reglas anteriores. Una empresa que tenga un modelo de negocio escalable, una ventaja competitiva duradera y que se encuentre entre los líderes de una industria que crezca de manera estructural tendrá todos los ingredientes para que se dé dicho crecimiento orgánico de ventas. Estas características actúan en sinfonía para sentar las bases del crecimiento de beneficios de alta calidad que Seilern tanto busca.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído