Las 10 previsiones más sorprendentes de Saxo Bank para 2011


Saxo Bank ha publicado sus “Previsiones más sorprendentes” para el próximo año, que destacan el comportamiento excepcionalmente bueno o malo que podrían tener según qué divisas, la que podría ser una de las mayores y más controvertidas adquisiciones, un desafío político y doctrinal a la autoridad de la Reserva Federal, así como la evolución del precio de las materias primas y las estrategias de inversión que podrían entrar en juego. Las diez predicciones son un sugerente ejercicio anual, inspirado por Nassim Nicholas Taleb, el filósofo y ensayista libanés, con vistas a vaticinar sucesos improbables pero de gran impacto, como afirma la teoría del “cisne negro” que subyace bajo la realidad de las expectativas de mercado normales. Las predicciones se integran en las perspectivas del banco para 2011 y destacan los posibles escenarios que podrían tener un impacto significativo sobre los mercados.

Las previsiones más sorprendentes de Saxo Bank para 2011 son las siguientes:

1.El Congreso de EEUU bloquea la tercera ronda de relajación cuantitativa de Bernanke. En el segundo semestre de 2011, la Reserva Federal se enfrenta a una situación delicada por haber sido el principal agente que ha permitido la debacle del sector de la vivienda, y como consecuencia, el rescate del sector bancario y la catástrofe de la deuda pública. Entretanto, los bancos demasiado grandes para caer vuelven a tener problemas. El Congreso bloquea la autoridad de la Reserva Federal para expandir su balance y termina cuestionando su doble mandato de creación de empleo y control de la inflación.

2.Apple compra Facebook. En varias entrevistas, Steve Jobs de Apple ha explicado que Apple ha mantenido conversaciones con Facebook para plantear oportunidades de asociación, pero en última instancia, las conversaciones no han quedado en nada. Según la dirección, Facebook presentó unas “condiciones demasiado gravosas que no podíamos aceptar”. Todo ello podría provocar que Jobs comprara directamente Facebook.

3.El índice del dólar estadounidense o alcanza el nivel de 100. La trayectoria del crecimiento económico en la mayoría de las regiones del mundo parece saludable durante un tiempo en 2011, pero empiezan los problemas en China. El lento crecimiento del sector industrial de China provoca la caída en barrena del apetito por el riesgo en el mundo, y con los problemas de la economía japonesa y la confusión en la eurozona, el dólar estadounidense empieza a resultar más atractivo. El cierre de estas posiciones empuja al índice del USD un 25% al alza hasta superar el nivel de 100 a finales del tercer trimestre de 2011.

4.El rendimiento de los bonos del tesoro a 30 años de EEUU cae hasta el 3%. La política de devaluación del dólar, con su origen en las “guerras de divisas” de 2010, fuerza a los mercados emergentes a gastar más de sus dólares de sobra en bonos del tesoro. Los esfuerzos de relajación cuantitativa de la Reserva Federal fracasan salvo para aliviar los afligidos balances de los bancos estadounidenses. El BCE, la UE y el FMI no logran sanar los males de los países PIIGS de la periferia europea, lo que empuja en masa a los inversores nerviosos al refugio del Tío Sam. La sensación de que las cosas van bien se desvanece en 2011 y el rendimiento de los bonos del tesoro a 30 años cae hasta el 3%.

5.El par dólar australiano-libra esterlina cae un 25%. El Reino Unido vuelve a sus valores tradicionales; trabajan más duro, ahorran más, y en seguida llega una expansión sorprendentemente fuerte en 2011. Por otra parte, Australia está sufriendo con el debilitamiento de la economía a medida que China pisa el freno cada vez más fuerte para evitar que la inflación se descontrole. Junto con el mercado inmobiliario australiano, parece que tenemos una burbuja a punto de estallar, y lo que se avecina es una bajada del 25% en el par dólar australiano-libra esterlina.

6.El crudo fluye a raudales antes de experimentar una corrección de un tercio. El crudo, que ahora se mueve en función de las expectativas macroeconómicas fundamentales de los inversores, se ve arrastrado en una subida por encima de 100 dólares el barril a principios de 2011, en medio del ambiente de euforia tras verse la economía estadounidense libre por fin de trabas. El crudo sucumbe a una violenta corrección a la baja de un tercio a finales de año.

7.El gas natural sube un 50%. El gas natural entra en 2011 con un excedente de oferta después de que la recesión mundial haya supuesto que la oferta haya superado a la demanda durante dos años, lo que se ha traducido en unas pérdidas de dos dígitos en dos años. Pero el aumento de la demanda industrial, el nivel históricamente bajo de los precios respecto del crudo y el carbón, el aplanamiento de la curva del mercado a plazo y las acciones sobre las propuestas de exportar más reservas de gas natural de EEUU conducen a que las inversiones pasivas en gas resulten más rentables. Y una ola de frío provoca una rápida caída de las reservas, con lo que se produce la mayor subida de los últimos 25 años, de un 50% en 2011.

8.El oro se refuerza hasta el nivel de 1800 dólares con el recrudecimiento de la guerra de divisas. Vuelven las “guerras de divisas” con una venganza en 2011, motivadas por la mejora de la economía de EEUU. El déficit comercial de EEUU se amplía y aumenta la presión sobre China; y mientras que los inversores huyen de los metales, el oro se dispara hasta el nivel de 1.800 dólares la onza.

9.El S&P500 marca un máximo histórico. La Reserva Federal sigue bombeando liquidez al sistema en 2011. Los inversores se dan cuenta de que la única estrategia que merece la pena seguir es comprar en las caídas, pero la táctica funciona en realidad para la Reserva Federal, aunque sea un castillo de naipes, y los consumidores empiezan a gastar a medida que mejoran sus carteras de inversión. El sector empresarial estadounidense no se traga la euforia de que una cotización saludable es un buen indicador de la salud y sigue con el proceso de desapalancamiento que lleva a una auténtica recuperación. El índice de referencia de EEUU ve los máximos de 2007 por el retrovisor en su camino hacia el nivel de 1.600T.

10.El índice RTS de Rusia alcanza el nivel de 2.500. La próxima burbuja económica mundial comienza a inflarse a principios de año, volviendo a llevar el crudo por encima de los 100 dólares el barril. El inversor medio en EEUU no hace con su dinero nada que no sea comprar en las caídas en el mercado de valores de EEUU. Los inversores del mercado de valores ruso recogen beneficios en su índice con un PER a 1 año de 8,6 y una ratio precio/valor contable de 1,26. El RTS prácticamente se multiplica por dos hasta llegar a 2.500 en 2011.

 

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído