LarrainVial AM: "El default de Argentina debiera tener un efecto acotado para los mercados emergentes"


En su lucha contra los fondos de inversión especulativa, Argentina multiplica por cinco el déficit fiscal (4 puntos del PIB) de un país con bajo nivel de endeudamiento, pero con serios problemas para acceder a los mercados internacionales. Pedro Laborde, gerente de Crédito Latam LarrainVial Asset Management, comenta que el default "es negativo para Argentina" y que es probable "que sigan las negociaciones entre 'holdouts' y el Gobierno Argentino, para salir del default y también para evitar que se activen las cláusulas de aceleración". En cualquier caso, el experto considera que "El default de Argentina debiera tener un efecto acotado para los mercados emergentes, tanto financiero como en la economía real".

La creciente dificultad para acceder a financiamiento externo, podría suponer para Argentina "presión a las reservas internacionales, y con ello a las tasas de interés domésticas. También aumenta la posibilidad de que se produzca  una nueva devaluación, lo que llevaría  a que  se agrave la recesión económica. Adicionalmente, el default puede activar la aceleración de otros bonos", explica Laborde.  

Aún así, a pesar de la gravedad de la situación para el país, el experto señala que tendrá un efecto acotado sobre los mercados emergentes. "En primer lugar, -y como han señalado otros expertos- Argentina tienen poco vínculos de comercio exterior con otras economías. En segundo lugar, Argentina representa menos del 2% en los índices de mercados emergentes de bonos. Por último, las economías de mercados emergentes en general están en una buena situación para soportar shocks, con bastantes reservas internacionales, tipo de cambios flexibles y con moderados nivel de endeudamiento.”

La Bolsa de Argentina destaca pero no lo suficiente

La Bolsa de Argentina acumula una rentabilidad en dólares más de un 50% en lo que va de año, a pesar de las recientes caídas. De acuerdo a los expertos de Compass Group, este rendimiento se debe a factores tanto políticos como económicos, sectoriales y corporativos. Destacan desde el incremento de las probabilidades de un cambio en el escenario tras las elecciones presidenciales del 2015, hasta las medidas tomadas por el gobierno en la primera miad del año: los avances con el CIADI (del Banco Mundial), con e Club de París y la compensación a Repsol.

Sin embargo, ninguno de estos avances han sido suficientes argumentos para que la Bolsa de Argentina se cuele en las carteras de los principales fondos listados en Chile que invierten en la renta variable latinoamericana y en los mercados emergentes. Algunas de las posibles razones las destacan los expertos de Compass Group: "En términos de liquidez, el mercado argentino es relativamente pequeño. En cuanto a valorizaciones, no luce barato, aunque sí lo sería de realizarse los cambios que el mercado en parte ha anticipado. De ahí que para muchos inversionistas extranjeros el posicionamiento en renta variable argentina es una inversión considerando la posibilidad de que las variables macro se regularicen y el descuento de múltiplos de Argentina versus sus pares regionales se cierre", explican.

Noticias relacionadas

Lo más leído