Lanzamientos: estas son las novedades en alternativos, renta fija y ESG que deja abril


Abril termina con lanzamientos para todos los gustos: en este mes, las gestoras han aprovechado para incrementar su gama de activos alternativos, pero también para reforzar su oferta ESG o consolidar su mix de producto en activos más tradicionales. La primera en mover ficha ha sido BMO Global AM, con dos movimientos. Por una parte, ha anunciado el lanzamiento del F&C Global Equity Market Neutral, que forma parte de una estrategia basada en estilos de inversión con un track record de 13 años. En concreto, la filosofía del fondo se basa en cinco factores: value, momento, capitalización, baja volatilidad y crecimiento a precio razonable (GARP). Para cumplir con los requisitos UCITS, la versión luxemburguesa de la estrategia tendrá un volumen de apalancamiento de entre el 5% y el 6%. El fondo presenta un objetivo de rentabilidad del 7% con una volatilidad del 10%.

El segundo movimiento de BMO en el mes ha sido el registro en España de su sicav irlandesa BMO Investments II. Tal y como explica Luis Martín, responsable de desarrollo de negocio de la gestora para Iberia, se trata de un lanzamiento especial porque este vehículo contiene los fondos propios de BMO (los que ha traído la gestora a España hasta ahora han sido fondos de su filial F&C). De momento la sicav cuenta con dos subfondos que invierten respectivamente en emergentes con un enfoque global y en mercados frontera.

El segundo gran lanzamiento del mes ha sido del Nordea 1 – US Core Plus Bond Fund, con el que Nordea eleva a seis los productos de su gama de soluciones de renta fija estadounidense. Es un fondo de gestión activa y con una cartera diversificada, cuya gestión será delegada a DubleLineCapital, que tiene la misión de ofrecer a los inversores acceso a los distintos segmentos del mercado de bonos estadounidense. Double Line también se encarga de la gestión del Nordea 1 – US Total Return Fund desde su lanzamiento en 2012.

Aunque el núcleo de la cartera está compuesto por instrumentos de deuda estadounidenses de grado de inversión (IG) incluidos en el índice Barclays Capital U.S. Aggregate, la mención “Plus” en la denominación del fondo indica que el universo de inversión va más allá de los sectores tradicionales incluidos en los índices, dado que también tendrá capacidad para invertir en deuda high yield, deuda emergente denominada en dólares y en titulizaciones hipotecarias no garantizadas por el estado. El objetivo de inversión del fondo es maximizar la rentabilidad total durante un ciclo de mercado completo mediante la generación de rentas periódicas y la revalorización del capital.

Sin moverse del terreno de la renta fija, el siguiente anuncio importante que deja abril es el de la nueva estrategia de renta fija corporativa europea socialmente responsable de Pioneer Investments, que nace con el nombre de Ethical Euro Corporate Bond. “Dado el aumento del número de inversores que se plantean y reconocen el papel de las soluciones de inversión responsables en la generación de valor a largo plazo, Pioneer Investments considera que esta tendencia positiva hacia una mayor transparencia y rendición de cuentas ante el sector no debería restar rentabilidad a las inversiones potenciales”, comentan desde la entidad. La nueva estrategia inverte así de forma selectiva en empresas que reúnan atractivos desde el punto de vista financiero y que además cumplan con criterios ambientales, sociales y de gobernanza (ESG) con el universo de inversión que define la selección ESG del MSCI. El vehículo luxemburgués estará gestionado por Tanguy Le Saout, director de renta fija europea, y Richard Casey, gestor de cartera de crédito sénior.

Siguiendo con esta filosofía, Le Saout y Casey excluirán sectores como el de las armas, el alcohol, el tabaco, el juego, la pornografía y el  de energía nuclear. Esto implica descartar del universo en el que puede invertirse no solo a las empresas «puras» de estos sectores, sino también a conglomerados, basándose en la contribución a los ingresos totales de estos controvertidos sectores empresariales. La estrategia se gestionará a través de un fondo italiano ya establecido, con un track record de 13 años.

La última novedad es la propuesta de Edmond de Rothschild AM, que acaba de lanzar un segundo fondo de infraestructuras dentro de su plataforma BRIDGE (Benjamin de Rothschild Infrastructure Debt Generation). “El fondo busca ampliar la gama y capturar nuevas oportunidades, ya sea en la fase de proyecto u operativa, que han sido identificadas por el equipo de inversión y están disponibles en el mercado”, explican desde la firma. El fondo está diseñado para inversores institucionales franceses y europeos, y también está capacitado para sus fuerzas con el primer fondo de la plataforma BRIDGE para inversiones conjuntas que  cumplan con los mandatos de inversión.

El primer cierre del fondo está previsto para el 31 de julio de 2016 aunque podría ser atrasado o adelantando en función de las suscripciones recibidas. Los cierres posteriores se producirán en los seis meses siguientes al primer cierre. Por otra parte, el periodo de inversión se extenderá cuatro años tras el primer cierre, y este periodo se podría extender (dos veces) en un año dependiendo del comité ejecutivo de socios comanditarios que conforma el fondo y con el consentimiento de una mayoría de los miembros del Comité de Representantes de los Inversores.

Cambio de estrategia comercial

El último movimiento no ha tenido tanto que ver con nuevos lanzamientos como en un cambio de marca. Lo protagoniza el proveedor de ETF  estadounidense Van Eck, que ha anunciado que su conocida gama Market Vectors será renombrada VanEck Vectors ETFs. “El cambio de nombre es parte de un amplio esfuerzo de la compañía para unificar negocios y la oferta de producto bajo el único nombre de VanEck de forma global”, han explicado desde la firma. El cambio se hará efectivo el próximo 2 de mayo.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído