Tags: Alternativos | Negocio |

Lanzamiento del primer hedge fund basado en Twitter


Una encuesta realizada por la CNBC entre sus espectadores revelaba que un 38% de los encuestados se dejarían aconsejar por Twitter, mientras un 23% adicional se lo estaba pensando. Sin embargo, otra encuesta realizada entre los profesionales de la administración de activos revelaba que solo hay un 2% que se fían de lo que leen en Twitter. Si usted no es de este 2% , sepa que existe una metodología desarrollada por las Universidades de Manchester e Indiana que consigue predecir con un 87% de acierto el sentido de los movimientos del Dow Jones Industrial Avarage con cuatro días de antelación, en función de lo que se cuenta en Twitter. Por supuesto, ya hay un hedge fund dispuesto a desarrollar esta estrategia.

Se trata de Derwent Capital Markets, una boutique de inversión londinense de capital familiar, que ha registrado en Islas Caimán el primer fondo europeo que utiliza una estrategia de inversión basada en la lectura del sentimiento que emanan las redes sociales.

Paul Hawtin, fundador y gestor del portafolio va a administrar una cesta formada por acciones e índices sobre acciones con un objetivo de retorno absoluto a largo plazo para sus inversionistas. El gestor utiliza sistemas que leen en tiempo real la evolución del sentimiento de mercado, la clave en las teorías de “behavioral finance”. “Hace años que el mercado reconoce la influencia de sentimientos como el miedo o la avaricia en la evolución del mercado, pero hasta ahora no hemos tenido ni la tecnología ni la fuente de datos que nos haya permitido cuantificar las emociones humanas. Esta es la cuarta dimensión”, señala Hawtin.

La firma legal Reed Smith ha asesorado a la administradora en el lanzamiento del fondo. Dale Gabbert, socio de la misma apunta: “Las redes sociales no solo están cambiando nuestra forma de vivir, sino nuestra forma de invertir. Estamos encantado con nuestra colaboración con Derwent en este innovador fondo.”

Ante los ratios que se están pagando en operaciones relacionadas con el sector tecnológico, como la reciente adquisición de Skype por parte de Microsoft, o bien los que se barajan para las salidas a bolsa de redes sociales como Facebook o Twitter, algunos analistas no dudan en calificar la situación actual como la “burbuja de internet 2.0”. Sea o no una burbuja, resulta difícil dar la espalda a 190 millones de usuarios de Twitter y más de 600 millones de Facebook.

 

Noticias relacionadas

Lo más leído