Lacalle (Tressis): “Los bancos centrales se han convertido en perpetuadores de la inflación en los activos de riesgo”


“Las políticas de los bancos centrales han sido y seguirán siendo protagonistas durante el próximo año”, ha asegurado José Miguel Maté, consejero delegado de Tressis, durante la presentación de perspectivas para 2020. Y su papel, además, ha pasado a ser determinante para los mercados. En ese sentido, Daniel Lacalle, economista jefe de Tressis, ha advertido: “Los bancos centrales han pasado de ser los proveedores de liquidez de último recurso a los perpetuadores de la inflación de los activos de riesgo, donde hay una enorme inflación. Si retiran los estímulos, una caída como la de 2019 puede generar enormes problemas”.

En su opinión, el principal inconveniente para los bancos centrales es que no generan la inflación querida y, por otro lado, tampoco se genera el crecimiento esperado pero sí más deuda. “Tienen que mantener una política demasiado acomodaticia a pesar de que la respuesta de la economía real no es la deseada porque creen que el daño colateral sería peor. Se han convertido en bancos que no toman decisiones de política monetaria basada en las economías de su país, sino de forma preventiva”, ha criticado Lacalle.

Al final, este entorno de mercado de bajo crecimiento, sin inflación, y que sigue respaldado por los bancos centrales ha hecho que “el mercado actual, que en circunstancias normales parecería caro, no lo esté porque el nivel que han alcanzado los bonos puede hacer que la bolsa siga subiendo”, ha explicado Maté.

Temáticas y asignación de activos

En este entorno donde la mayoría de los activos están correlacionados, desde Tressis han optado por otro tipo de estrategias alternativas como es, por ejemplo, el oro, a través de fondos multiactivo. En lo que respecta al petróleo, Lacalle considera normal que esté por debajo de 60 dólares: “Estamos nadando en petróleo”, ha advertido. El mayor importador del mundo ha pasado a ser exportador y la dependencia de los países con mayor riesgo geopolítico es cada vez menor, ha explicado.

En renta variable, comienzan el año con una visión razonablemente positiva y dirigida a ciertas temáticas de inversión. Lacalle ha citado la tecnología como un factor determinante en el que invertir de cara a los próximos meses. “Hay que tener en cuenta que las valoraciones en muchos casos son onerosas y, en cambio, su evolución de beneficios es negativa”, ha dicho el experto, “pero no estamos viviendo el equivalente a una burbuja tecnológica”, ha tranquilizado.

También el factor demográfico también es importante para la firma, tanto el envejecimiento como el aumento de la clase media en los países emergentes. Y la sostenibilidad, que consideran será cada vez más importante en los procesos de inversión.

En cuanto a la renta fija, se definen por una menor duración en renta fija pública y menor riesgo en renta fija privada. En su asignación de activos para las carteras, desde la entidad se mantienen infraponderados en renta fija pública y privada tanto en EE.UU. como en Europa y emergentes. “Lo único que mantenemos más exposición es real estate en Europa”, ha matizado Maté.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído