Tags: Negocio |

La zombificación de las economías desarrolladas


TRIBUNA de Christophe Morel, economista jefe, Groupama Asset Management. Comentario patrocinado por Groupama AM.

Cada vez son más las voces que se hacen eco sobre los efectos dañinos de las políticas monetarias duraderas y excepcionalmente acomodaticias: estas causarían una mala distribución de recursos, algo que a largo plazo pesaría en la productividad global; en particular, las políticas monetarias ultra acomodaticias contribuirían a la zombificación de la economía, es decir, al mantenimiento y sostenibilidad de negocios que normalmente desaparecerían.

Utilizando estadísticas del BIS (Bank for International Settlements), observamos que la proporción de estas empresas zombis(1) ha aumentado en conjunto de un 2% a finales de la década de los 80 hasta el 12% o incluso 16%, según la medida utilizada (equiponderado o ponderado por el PIB). Este aumento es más pronunciado en los países anglosajones (Australia, Canadá, Estados Unidos y Reino Unido).

Nuestro análisis estadístico muestra que existe una relación causal entre los tipos de interés y la proporción de estas empresas zombies en la economía. En este sentido, la bajada de los tipos de interés reduce la discriminación financiera que ayuda a mantener vivas a las empresas no rentables que, en principio, deberían desaparecer.

Groupama_Graf_1

Creemos que las políticas monetarias han respaldado claramente las condiciones económicas y han evitado un coste social muy alto (Haldane, 2017). Con todo, el debate sobre las consecuencias de las políticas monetarias ultra acomodaticias entre los efectos positivos a corto plazo en la economía y los impactos negativos a largo plazo en la asignación de capital crece inevitablemente a medida que la política monetaria tiene menos margen de maniobra y que los tipos permanecen permanentemente bajos.

Este análisis nos permite sacar dos conclusiones: por un lado, la situación cada vez más frágil de las empresas (cada vez más endeudadas, con una proporción creciente de compañías que no son suficientemente rentables) es susceptible de ampliar el ajuste económico en caso de vuelta a la situación anterior; por otro lado, los costes a largo plazo sobre la productividad de una política monetaria ultra acomodaticia es otro argumento para que la política económica se centre más en las políticas fiscales.

(1) La definición más consensuada de una empresa zombie es una empresa que cuenta con al menos 10 años de existencia (para evitar el sesgo de las empresas jóvenes que son necesariamente menos rentables), y que no es lo suficientemente rentable para cubrir el servicio de la deuda durante al menos tres años consecutivos. 

Profesionales
Empresas