La volatilidad y el petróleo como oportunidades de inversión alternativa


A pesar de los últimos acontecimientos en el mundo árabe y del terremoto/tsunami de Japón, las perspectivas de crecimiento global no se han visto alteradas. Si es cierto que la sistemática capacidad de sorpresa positiva de los indicadores parece haber adoptado un carácter más mixto. Asimismo, el crecimiento en las expectativas de inflación y el reciente cambio en la política monetaria suscitan ciertas incertidumbres.

En un contexto moderadamente favorable, estos acontecimiento impredecibles –por los catalizadores que los inducen– presentan ciertos riesgos y al mismo tiempo oportunidades de inversión alternativas.

Un buen ejemplo de oportunidad es el petróleo. Los conflictos geopolíticos que han tenido lugar en países productores de la zona de MENA (Norte de África y Oriente Medio) han proyectado los precios del crudo por encima del precio de equilibrio previsto en sus curvas de oferta y demanda. A consecuencia de esto, parece existir cierta vulnerabilidad en los precios del petróleo a corto plazo. Sin embargo, en el largo plazo, las perspectivas sobre la futura evolución del crudo son claramente favorables. Desde Arcano Wealth Advisors recomendamos un posicionamiento sobre esta commodity a través de un formato de nota estructurada. De esta forma se evita el riesgo de contango que representa el rollover de la posición, resulta más económica que una estructura alternativa de covered warrant, es aceptada por el área de compliance de cualquier entidad y permite, en las condiciones actuales de mercado, limitar el riesgo de pérdidas sin renunciar al 100% de la revalorización experimentada por el subyacente.

Otra buena opción es la implementación de estrategias de compra de volatilidad. Identificamos una doble motivación para este enfoque. Por un lado, la compra de volatilidad permite protegerse de la posibilidad de que ciertos riesgos latentes puedan materializarse (caídas del mercado suelen venir acompañadas por subidas en los niveles de volatilidad). Por otra parte, existe una clara motivación inversora generada por las atractivas valoraciones relativas que ofrecen a día de hoy los instrumentos de compra de volatilidad.

Uno de estos instrumentos que resultan especialmente atractivos son los ‘variance swaps’. Su principal ventaja es que, a diferencia de la compra de calls/puts, condicionan el resultado de la estrategia a un único factor: la evolución de la volatilidad. En particular, somos positivos sobre la compra de ‘variance swaps’ a 12 meses sobre EuroStoxx 50 y Dax, ya que ofrecen valoraciones atractivas y constituyen una forma de cobertura ante los riesgos sistémicos de la eurozona. Asimismo, la volatilidad extrema cotizada en el Nikkei 225 favorece su venta directa y/o la implementación de estrategias de valor relativo como podría ser la venta de ‘variance swaps’ sobre Nikkei y compra simultánea de ‘variance swaps’ sobre EuroStoxx 50 o DAX.